Si tuviera que elegir un protagonista en 2013 de entre todos los productos de Apple seguramente no serían ni el nuevo iPad Air, ni el Mac Pro, ni OS X Mavericks, ni tan siquiera el increíble iPhone 5s. No. Probablemente muchos estén en desacuerdo pero si tuviera que elegir, sin duda me decantaría por el procesador de 64-bits de Apple. Su concepto pilló desprevenidos a muchos gigantes de la industria, incluyendo a la eficiente Qualcomm. A pesar de las declaraciones de Anand Chandrasekher, jefe de Marketing de esta compañía, hace un tiempo sobre las implicaciones de esta tecnología para el usuario, desde dentro de la propia Qualcomm. Y no es de extrañar.

Y Qualcomm se quedó sorprendida…

La introducción del procesador de 64-bits de Apple trajo de cabeza a la mayoría de empleados y activos de Qualcomm. Asi lo afirma Dan Lyons, autor de «Fake Steve Jobs», quién pudo entrevistar a un trabajador, anónimo, de la compañía. Según sus declaraciones, la palabra adecuada para describir la situación tras observar por primera vez el A7 de Apple fue pánico. Qualcomm es una de las mayores La palabra para describir la situación fue «pánico»productoras de semiconductores para móviles del mundo y la salida del inesperado procesador de 64-bits de Apple les pilló, según cuenta, de sorpresa pues no lo esperaban tan pronto.

Tal y como explica, fue un golpe, para todo el mundo, a pesar de las declaraciones de Chandrasekher realizadas en público, ya que Apple ha tomado la delantera con un producto completamente nuevo, innovador, de calidad y muy anterior a su tiempo. Básicamente, siguen explicando, los rivales más acérrimos de Apple iban a sacar un procesador de 64 también pero, a partir de 2014, y ni tan siquiera se ha anunciado hasta ahora tal producto. Probablemente Samsung, dicen los rumores, anunciará su propio procesador para principios de año nuevo, cuando el procesador de 64-bits de Apple ya lleve casi medio año, o más, circulando. Pero, como decíamos, este chip ha llegado incluso antes de tiempo.

Procesador de 64-bits de Apple, el primero para teléfonos móviles del mundo

Aquí radica la importancia que tiene. Pero también los problemas que se le asocian. Efectivamente, tal y como afirmaba Chandrasekher, el procesador de 64-bits de Apple en estos momentos reporta pocos beneficios para el usuario final. Al menos en un sentido práctico. Todavía no existe un software que aproveche eficientemente un hardware de este calibre, pero es que los desarrolladores nunca han tenido que dedicarse a producirlo con No es solo capaz de acceder a más RAM sino que puede obtener segmentos de datos más largosanterioridad. Como vemos, y como ya se ha dispuesto entre las herramientas de desarrollo para iOS, Apple ya está poniendo las primeras losas de un camino brillante y largo.

Mientras tanto, y como es natural, muchos competidores se apresuraron a adscribirse a las declaraciones del jefe de Marketing de Qualcomm afirmando que la única ventaja de un chip de 64-bits es la capacidad de usar más memoria de lo que se puede hasta el momento. Sin embargo, el procesador de 64-bits de Apple no es solo capaz de acceder a más RAM sino que puede obtener segmentos de datos el doble de largos y con una adecuada optimización las aplicaciones se verán enormemente beneficiadas: podrán funcionar más rápidamente y podrán realizar más operaciones de manera más eficiente.

El procesador de 64-bits de Apple es, bajo mi punto de vista, el auténtico protagonista de 2013 no por sus grandes capacidades técnicas y posibilidades. Lo que lo coloca en tal puesto es la oportunidad que abre a los desarrolladores. Una oportunidad que está siendo cuidada con mimo por parte de Apple para que se pueda desarrollar cada vez más y mejor para el que es el smartphone más sofisticado del mundo. Una oportunidad a la que se subirán el resto de compañías pero de la que Apple siempre podrá sentirse la primera en alcanzarla.