Dormir es una de las actividades que más tiempo nos quita en toda la vida. En promedio un humano duerme unos 23 años en toda su vida, lo que es muchísimo tiempo y lo que pone en perspectiva lo importante que es para el cuerpo dormir lo suficiente para estar descansado.

Ya sabemos que si no se duerme bien se pueden tener problemas de salud a largo plazo y para aquellos que ya estén entrando a los 30 o los hayan pasado, sabrán que el cuerpo ya no aguanta el trasnocho como lo hacían cuando estaban en los 20.

Sin embargo, pareciera que existen personas que pueden dormir menos o de una forma más desordenada pero todavía tienen energía para su día a día. ¿Cómo lo hacen? Hay reportes de que genios como Nikola Tesla y Leonardo da Vinci dormían de una forma distinta a lo que estamos acostumbrados, solo haciendo siestas y no acostándose durante ocho horas seguidas. Aparentemente para ellos era algo más productivo descansar dos horas a la vez, seguir trabajando por cuatro horas y luego dormir otra siesta de dos hora más.

Esta forma de dormir se llama sueño polifásico, pero no es fácil de adaptarse a él. Lo bueno es que terminas durmiendo solo dos o tres horas al día sin estar completamente cansado. Para controlar este proceso podemos usar un gadget llamado NeuroOn, que parece ser una mascara para taparse los ojos común y corriente, pero en realidad te estará grabando los patrones de sueño para que luego te diga cuál es la rutina de sueño polifásico que te vendrá mejor.

sueño polifasico

La idea de NeuroOn es que seas tan productivo como puedas, durmiendo entre dos y seis horas al día, pero sin sentirse demasiado cansado para lograrlo. La imagen de arriba muestra justamente cómo puedes variar los patrones de sueño para acostumbrarte al polifásico mostrando que las áreas verde manzana en el gráfico son tiempo de dormir y las áreas verde oscuras son momentos en los que se está despierto.

NeuroOn se coloca al dormir con tu rutina normal y corriente de siempre y él te tomará signos biológicos como ondas cerebrales, tensión de los músculos y el moviendo de los ojos. Cuando te despiertes y te quites la mascara, toda la información será transmitida a una aplicación en un móvil con Android o iOS usando Bluetooth, para que se te entregue información acerca de cuál es el estilo de sueño que deberías usar de ahora en adelante.

Ahora mismo los creadores de esta fabulosa mascara están haciendo una campaña para producirla en masa y les está yendo muy bien. Pidieron US$100.000 y ya van por los US$300.000, lo que un gran éxito. Si pagas US$225 recibirás un NeuroOn el año que viene alrededor del mes de marzo y todo está siendo gestionado a través de Kickstarter.