Como no podía ser de otra manera Apple ha aprovechado el reciente lanzamiento del nuevo Mac Pro para actualizar uno de los programas que más se van a aprovechar del increíble Hardware que presenta. La nueva actualización de Final Cut Pro 10.1 es digna de mención debido a las sustanciales mejoras que brinda, así como la optimización recibida para emplear al máximo las dobles GPUs de Mac Pro. Con la actualización de Final Cut Pro 10.1 ahora podremos monitorizar y editar vídeo hasta en resolución 4K y por si fuera poco, esta edición está ya disponible en castellano.

Otra de las novedades que encontramos en la versión de Final Cut Pro 10.1 es capacidad de publicar directamente el contenido en YouTube a resolución 4K, que como vemos, está adquiriendo un gran protagonismo en la compañía de Cupertino. La organización de las bibliotecas, para trabajar, es mucho mejor, algo que se venía pidiendo desde muy atrás, de manera que ahora podremos cargar bibliotecas individuales para hacerlo más rápido y sencillo o importar contenido en ubicaciones situadas dentro o fuera de la biblioteca. El añadido de poder programar copias de seguridad por red o a una unidad específica es algo que se agradecerá muchísimo también.

Final Cut Pro 10.1

Se han añadido muchas mejoras para el procesamiento de audio, nuevas compatibilidades y una mayor comodidad para editar individualmente cierta información de los clips. Entre estas funciones añadidas y la optimización de otras viejas conocidas esta actualización de Final Cut Pro 10.1 supone un gran cambio en su conjunto, totalmente Necesitaremos OS X Mavericks para disfrutar de Final Cut Pro 10.1orientado a utilizar adecuadamente la potencia técnica del Mac Pro. Por tanto es una actualización que tomarse en serio y revisar con detenimiento por que no todo son ventajas.

El problema principal es que Final Cut Pro 10.1 solo funciona en OS X Mavericks por lo que los que no hayan decidido actualizar el SO deberán hacerlo antes de poder disfrutar de las ventajas del software. Como vemos este podría parecer otro movimiento más de la compañía para empujar al usuario, esta vez al profesional, al uso de su SO más avanzado, y también más controlado, que ofrece Apple. No obstante no es una limitación pues, tanto los usuarios de los antecesores del nuevo Mac Pro como de otros Macs que permiten trabajar adecuadamente con Final Cut Pro no tendrán problemas en actualizar todo su ecosistema, aunque en algunos casos eso suponga tener que aguantarse un poco.

Descargar: Final Cut Pro 10.1 $299,99 | 269,99€