Ultrapixel empezó el año mejor de lo que lo ha acabado, dado que su nivel de detalle es inferior al de la competencia. ¿HTC seguirá apostando por Ultrapixel? ¿Modificará su estrategia con él?

El último producto que hemos presentado en este final de año, el HTC One Max, viene con tecnología Ultrapixel. Es una tecnología con tantísimas ventajas y la percepción del usuario está siendo tan positiva — lo han dicho todos los indicadores que hemos hecho frente a la competencia —, que el índice de satisfacción con Ultrapixel está por encima de los productos de gama alta de la competencia. Consideramos que el equilibrio que hemos encontrado entre calidad, innovación y prestaciones avanzadas es el adecuado.

Deduzco entonces que se mantendrá la apuesta por Ultrapixel. ¿Se aumentará su resolución?

«Las ventajas de Ultrapixel son tantas que nuestra apuesta por él es clara»Nuestro objetivo sin duda es apostar por la calidad, incrementar el tamaño del píxel para ofrecer esa capacidad de capturar más luz y que la reproducción del color sea lo más nítida posible. Esa es nuestra línea de desarrollo. Como puedes ver, cada vez más se enfocan ahí, porque la carrera del megapíxel se va agotando y es momento de enfocarse en lo importante que es la calidad. Además, el tener un número de píxeles contenido tiene muchísimas ventajas, desde la capacidad de postprocesado a poder compartir sin ocupar un espacio grande en la nube o en correos electrónicos, o la capacidad de crear vídeos automáticamente en base a esas imágenes, a que tu galería cuando la abras de repente cobre vida… Todo eso es algo que podemos conseguir con la tecnología Ultrapixel. Sus ventajas son tan grandes que para nosotros es una apuesta clara.

Pregunta delicada: en los días previos a la presentación del iPhone 5c la rumorología decía que llegaría un iPhone low-cost, a un precio muy contenido. ¿Cómo se vivieron esos días previos? ¿Había miedo a que Apple arrasase en gama media con ese iPhone low-cost?

Sinceramente, no es algo que nos preocupara especialmente. Por supuesto que nos tomamos a la competencia con muchísima seriedad y estamos muy pendientes de cualquier movimiento que hacen, pero es cierto que está en nuestras manos diferenciarnos con valor añadido, ofrecer experiencias diferentes, creemos que el público y la prensa especializada está entendiendo el valor añadido de HTC, y nuestro producto compacto / mini es el HTC One Mini, un producto que no sacrifica ni la experiencia de usuario ni la calidad de los acabados. Consideramos que nuestro One Mini es un producto súper competitivo en esa categoría: toda la calidad en un tamaño más contenido.

En esa línea de la competencia, me gustaría pedirte nombres. Los dos fabricantes que consideras mayores competidores en gama alta, y los dos en gama media.

Buena pregunta. Si miramos las cuotas de mercado, por supuesto Apple y Samsung tienen una presencia muy fuerte en la gama alta y son competidores directos. En la gama media, por supuesto hay nuevos players en el mercado, o no nuevos pero competidores que están teniendo cada vez más peso. Si hay que señalar a dos, serían Sony y LG, que están consiguiendo una cuota importante en la gama media.

«Nuestros mayores competidores: Samsung y Apple en gama alta, Sony y LG en gama media»Nuestro objetivo simplemente es consolidar nuestra posición en la gama alta, crear ese halo de aspiracionalidad en nuestros productos, lo cual creemos que lo hemos conseguido durante este año, y eso llevarlo a las gamas medias, donde hemos visto una respuesta muy positiva por parte de operadores y clientes. Nuestra visión es que la gama media no debe ser sólo un juego de especificaciones y precios, sino de mucho más, ya que el usuario cada vez entiende más de smartphones y valora las experiencias. Por eso queremos llevar mucho del valor añadido de HTC a las gamas medias a nivel de software, hardware, diseño…

Te quiero preguntar por Windows Phone. Si no recuerdo mal, se iban a presentar modelos con él en proporción 50-50 respecto a Android, pero hace un año que no vemos novedades, desde 8X y 8S. ¿Cómo se plantea 2014 en este sentido?

A día de hoy, HTC lleva trabajando con Microsoft más de diez años. La relación es estrecha. Pero también es cierto que los acontecimientos recientes, como la adquisición de Nokia por parte de Microsoft han cambiado el escenario competitivo. Ahora estamos re-evaluando los siguientes pasos a tomar, lo cual no quiere decir que no sigamos siendo firmes creyentes en la capacidad de Windows Phone. Dicho esto, no podemos anticipar cuáles serán nuestros siguientes movimientos.

En esta misma línea: ¿Qué ha ocurrido para que 2013 quede en blanco, tras llegar a finales de 2012 el 8S y el 8X, que además iba a ser el teléfono oficial de Windows Phone?

«Ahora estamos re-evaluando los pasos a seguir con Microsoft»Ambos productos han tenido una acogida muy importante. Siendo muy abierto, en el mercado español no ha habido tanto foco en ellos, pero sí en el resto de Europa. Hemos visto que el 8S, por ejemplo, sigue siendo uno de los top ventas para HTC a nivel mundial. Ha tenido éxito y recorrido, y ha ido evolucionando en posicionamiento de precio durante este tiempo, ha conseguido mantener su éxito y su interés en el mercado. Lo que hemos conseguido ha sido mantener nuestro interés en este producto durante el tiempo, maximizando el rendimiento que nos han dado.

¿Qué balance hace HTC 2013, sobre todo de los One, One Mini y One Max?

Este era el plan, focalizarnos en estos tres productos. Siempre se puede ir a más, pero los resultados han sido muy satisfactorios. La tendencia es creciente y muy positiva, y mantenemos el interés en nuestros productos, sobre todo en el One, que ha sido nuestro producto estrella, especialmente para el mercado español.

Es verdad que nuestro foco para el mercado español ha sido fundamentalmente la familia One, y ahora queremos introducir la familia Desire. Los operadores están abrazando esa estrategia, y en general nuestra satisfacción con lo conseguido es muy alta. Sobre todo con la satisfacción del usuario, que es lo que nos va a generar el boca a boca.

Antonio Tallón - HTC 2

Uno de los males que se le han achacado a HTC desde hace unos años ha sido un marketing escaso en comparación con la calidad del producto. Comparándolo sobre todo con un Samsung, quizás. ¿Crees que ese marketing ha acabado siendo un problema?

Digamos que mientras que el nivel de excelencia de nuestros teléfonos es muy muy alto, directivos han comentado que nuestra área de marketing, dentro de que es buena, es mejorable. En ese sentido siempre nos queda mucho por hacer. También es cierto que tenemos una nueva plataforma de comunicación, una nueva plataforma de marca, lanzada en agosto con el nombre Here’s to change.

En España se presentó en octubre, con la adaptación «Hoy todo cambia». HTC lleva 17 años innovando en el mundo de los smartphones, ya que la innovación está en nuestro ADN, creimos que por ahí debía ir. La campaña no llega de la misma forma a España por el juego de palabras en inglés, pero hacemos nuestra propia adaptación. También campañas como una gymkana con clientes de Yoigo que tuvo una aceptación brutal. Más allá de realizar inversiones, apostamos por acciones nuevas, por un marketing disruptivo que refleje el espíritu de cambio y que somos change-makers.

Yendo a un punto algo más personal, ¿cuáles han sido para ti el mejor y el peor momento en HTC?

El lanzamiento del One fue un momento muy especial. Viendo a la competencia, tan dura, cuando parecía que no había hueco para innovar y aportar algo diferente que no fuese aumentar las especificaciones, presentamos un producto diferente que rompe moldes. Fue algo muy importante. Y momentos malos… no sabría cuál destacar. Me cuesta trabajo encontrar un mal momento, somos bastante felices [risas]. Llevo aquí siete años, tenemos un entorno muy agradable de trabajo. Todas las empresas tienen altibajos. Me gusta el eslógan «hoy todo cambia» porque refleja que vivimos al día, de forma dinámica y ágil, reinventándonos. Momentos difíciles… pues reportar pérdidas no ha sido agradable. Pero también era parte de un plan.

¿Un plan? ¿Algo como inversión fuerte que ayudara a remontar a medio plazo?

Un plan basado en lanzar un sólo producto en seis meses y afianzarlo. Teníamos claro que esto podía pasar, y ha pasado. Pero no nos pilla de sorpresa, se comunicó en el Q2 que podía pasar. Hasta que llegase la gama media, que ya ha llegado la mayoría, y de hecho para los últimos resultados financieros tenemos previsiones de entrar en beneficios en el Q4 de nuevo. Ha sido un pequeño bache, pero ahora sólo miramos hacia adelante y con muy buenas perspecticas para 2014.

HTC One Mini vs HTC One
El listón ha quedado alto con el HTC One. ¿Qué tenéis preparado para superarlo en 2014?

Más y mejor, seguro. Pero no ‘más’ en el sentido de números y especificaciones mayores, porque sí. HTC va a muerte a seguir sorprendiendo a la gente con los próximos lanzamientos. Uno puede pensar que ya no hay margen para innovar, pero no es así. Vienen cosas interesantes y tenemos muy buena perspectiva.

Os habéis enfocado muchísimo en gama media y en gama alta. ¿Por qué no en gama baja?

«Ahora mismo no podemos hablar de gama baja, vamos a por un 15 % de cuota en gama alta»HTC es una empresa más ágil y más rápida, pero también más pequeñita. Si miramos nuestra escala, ambicionamos un 15 % de cuota de mercado de gama alta. Nuestro posicionamiento es más premium, y en terminales de precio bajo has de renunciar a ese grado de innovación, de experiencia de usuario. Ese tipo de competencia es más complicado, y si queremos garantizar buena experiencia de usuario es más difícil aún. Con la experiencia que ambicionamos a prestar en nuestros teléfonos, no podemos hablar de gama baja.

¿Tiene que ver Android ahí?

No realmente. Nuestro modelo más bajo de gama es un dual-core de 4,3 pulgadas. Margen para hacer un producto de especificaciones más bajas, siempre hay. Pero también hay que ofrecer una experiencia de usuario satisfactoria. Lo hemos vivido, sabemos lo que es lanzar productos que no satisfacen completamente al usuario. Sabemos lo que busca alguien que quiere un smartphone de HTC, y tenemos que dárselo.

El Lumia 520 es quizás el ejemplo perfecto de la gama baja sin sacrificar experiencia de usuario. Por eso preguntaba si tenía que ver Android con la renuncia a la gama baja por vuestra parte. ¿De verdad que habiendo sido partners tan recientemente no tenéis planes de un gama baja con Windows Phone?

«Sabemos el reto de Android en gama baja»El HTC 8S está funcionando muy bien en muchos mercados europeos, compitiendo con el Lumia 520 por tener prestaciones muy similares. Microsoft es un espacio del cual todavía no podemos comunicar cuál es nuestro siguiente paso, pero sí es cierto que la experiencia de Microsoft en gama baja es muy atractiva y muy equilibrada. ¿Podemos llegar a productos muy atractivos con Android? Yo creo que sí.

Ves las especificaciones de un HTC Desire 300 / 600, en la línea de lo que puede ser un Lumia 520 o un HTC 8S, incluso con mayor tamaño de pantalla, misma cámara, muy ágil y rápido… Sabemos el reto de Android en gama baja. KitKat ha hecho un movimiento en ese sentido, pero HTC algo que ha hecho es tener mucho control del software. La gran mayoría de aplicaciones no son las de Google, son las nuestras. Ese Desire 300 / 600 está muy optimizado, y eso es gracias al control que tiene HTC.

¿Tiene HTC planes con Firefox OS?

La verdad es que no podemos comentar en lo que está trabajando nuestro presidente [risas]. Está trabajando mucho en el departamento de I+D en lo que vendrá el año que viene. Pero por el momento no podemos comentar. Realmente nos parece un movimiento interesante en la industria, pero la verdad es que ahora el dominio de Android es tan fuerte que no es un mercado fácil en el que entrar con una propuesta que vaya más allá de llegar a un punto de precio concreto.

En España hubo bastantes quejas por un problema con la cámara del HTC One y un flare rojo que hubo, ya que la asistencia del servicio técnico estaba poniendo pegas a la hora de encargarse de la reparación. ¿Nos puedes contar qué ocurrió?

Esto fue porque antes de detectarse el fallo exacto, el servicio técnico aún no lo tenía controlado. Una vez se detectó, se llamó uno por uno a todos los clientes con esta incidencia. Y ahora están todos solucionados. Esto ocurrió hace unos tres meses, me sorprendería que hoy todavía hubiese algún cliente sin esto resuelto.

Fuimos muy proactivos, ya que una pieza muy importante para nosotros, sobre todo de ahora en adelante, es tener una atención post-venta acorde a la excelencia de nuestra marca. Somos uno de los pocos fabricantes que cuando un cliente tiene una incidencia, organizamos la recogida y entrega en su domicilio, o incluso conectarnos remotamente para hacerlo incluso sin tener que entregar el teléfono.

El HTC One Google Edition no ha salido aún de Estados Unidos. ¿Llegará a España o a Latinoamérica?

A priori no. No anticipamos la llegada. Ha sido interesante ver la opinión de quienes lo han probado, todos coinciden en que llama mucho la atención, pero prefieren la versión Sense. Todo el valor añadido que hemos aportado al final se valora, se identifica como parte de la experiencia total. De momento no anticipamos que llegue fuera de Estados Unidos.

Para acabar, algo que me llama la atención: HTC lanzó el HTC One en febrero con puerto de infrarrojos válido para controlar la TV con él, y en menos de un mes apareció lo mismo en el Samsung Galaxy S4. El iPhone 5s trajo sensor dactilar en septiembre, y en un mes llegó lo mismo en el HTC One Max. En tan poco tiempo es imposible que sea una copia, ¿cómo es posible que llegue algo tan nuevo en dos fabricantes distintos de forma simultánea? ¿Hay espionaje entre fabricantes?

«La industria al final es pequeña, siempre hay filtraciones y coincidencias»Bueno, HTC no fabrica todos los componentes de sus teléfonos, se van comprando de distintas partes. Si de repente alguien ve que se están fabricando sensores dactilares con la dimensión adecuada para un smartphone, pues se le puede encender la bombilla, e igual a varias empresas. Y a nosotros coincidió que se nos encendió al mismo tiempo que a Apple. Viniendo de fabricantes de componentes electrónicos, puede pasar que sucedan cosas así en el mismo momento, también por necesidades del mercado.

En cualquier caso, es algo que gestiona nuestro departamento de I+D en Taiwan, no tenemos un espectro tan amplio, un background para poder contar todo lo que ocurre en este tipo de proyectos. Pero sí podemos decir que está proyectándose el HTC One Max, con esta prestación, más de un año. Corren rumores, hay filtraciones, la industria al final es pequeña… puede pasar.