El calentamiento del portátil se encuentra entre los problemas más frecuentes que sufren usuarios de este tipo de equipos. Hay muchos factores que intervienen en esta situación. La calidad del producto, la temperatura del ambiente exterior, lo que se exige al portátil o que la salida de ventilación este tapada.

Afortunadamente, no es un problema que no tenga solución. La tiene, y no es única. Como hay muchos factores que puedes producir el calentamiento, también hay muchas maneras de combatirlo.

Detectando el calentamiento

Al utilizar el portátil una temperatura extremadamente alta es sencilla de detectar porque la notamos con nuestras manos mientras la estamos utilizando, o al oír el ventilador trabajando al máximo. Pero el calentamiento tiene consecuencias duras para tu equipo (el rendimiento puede reducirse y el sistema operativo puede apagarse solo para prevenir problemas mayores, haciendo que pierdas información valiosa) y es útil detectarlo antes de que sea tarde.

Hay software disponible para chequear la temperatura de los componentes. Usuarios de Windows tienen a HWMonitor o RealTemp, si tiene una Mac cuentas con Temperature Monitor y usuarios de Ubuntu (y distribuciones Linux que utilicen los repositorios de Debian) pueden instalar Xsensor o un indicador para la barra de herramientas.

La temperatura normal depende del elemento y quien lo fabrique, pero como regla general es sabio comenzar a preocuparse cuando se superan los 65 grados es sabio comenzar a preocuparse.

calentamientoportatil

Evitar el calentamiento del portátil

Hay distintas maneras de solucionarla y deberías elegir la más indicada para tu situación. Como consejo general, es recomendables siempre utilizar el portátil en una superficie lisa y solida. Esto ayuda porque las salidas de ventilación pueden llegar a ser obstruidas en superficies blandas, como por ejemplo una cama. También puedes poner un objeto debajo del equipo para aumentar la distancia entre este y la superficie. Un libro puede servir para esto.

La temperatura del equipo está obviamente relacionada con la exterior. Mantener el ambiente fresco durante las estaciones más calurosas del año en tu región es algo que suma. Si quieres gastar algo de dinero puedes conseguir los ventiladores para portátiles (o laptop coolers) que funcionan como base para tu equipo y tiene un sistema de ventilación integrado para solucionar el calentamiento.

Si el problema persiste, deberías chequear el estado de la batería porque puede ser la causa de problemas y limpiar el interior del computador ya que la suciedad acumulada hace menos eficientes a los ventiladores.

El problema también puede prevenir del software: una gran cantidad de aplicaciones en segundo plano que exigen al máximo de manera constante a los componentes, o programas multimedia que requieren especificaciones técnicas más avanzadas que las de tu equipo. Desinstala programas innecesarios o cancela su inicio por defecto y funcionamiento en segundo plano.

Si cuentas con los conocimientos necesarios puedes aplicar pasta térmica. Publicamos previamente una guía para saber cómo hacerlo, y puedes consultar el tutorial disponible en Instructables enfocado en portátiles.