Cuando trabajamos por cuenta propia, el tiempo es muy importante. El tiempo que pasamos trabajando, descansando, realizando determinadas tareas, tiene que ser cuidadosamente contabilizado, no solamente para incrementar nuestra productividad, sino también para poder facturar ese tiempo a nuestros clientes. Afortunadamente, existen varias aplicaciones que nos permiten registrar nuestro trabajo para mantener un timing ordenado. Normalmente llamadas aplicaciones de time tracking, hay para todos los gustos. Hoy hablaremos de una en particular, llamada Tyme, y disponible para Mac OS X.

Tyme es una aplicación de registro de tiempos para freelancers, compañías pequeñas, y toda persona que quiera tener un registro detallado del uso del tiempo. Tyme nos ofrece un vistazo a todas nuestras horas trabajadas, el progreso que hemos hecho en cada uno de nuestros proyectos, y también la capacidad de ver si estamos dentro de las fechas y presupuestos pautados. En este sentido, no solamente nos permite registrar tiempo, sino que además nos deja gestionar un proyecto de forma efectiva, guiándonos, como siempre, a través del uso consciente y provechoso del tiempo laboral que tenemos.

Tyme

Uno de los atractivos fundamentales de Tyme es su simplicidad. Puede iniciarse apenas prendemos la computadora, para nunca olvidarnos de registrar nuestros tiempos. Además, se puede acceder fácilmente desde la barra de menú, sin necesidad de tener un ícono en el dock. ¿Cómo podemos hacer para gestionar las tareas? Desde la barra de menú, podemos marcar el comienzo y el fin de la tarea, como si se tratase de un cronómetro. Muy sencillo de usar, lo único que tenemos que recordar es prender el timer. Pero si no lo hacemos, y nos acordamos muy tarde, el timer se pude ajustar de acuerdo con los tiempos reales que hayamos manejado.

Dentro de la mini aplicación que accedemos desde la barra de menú, nos encontraremos con el tiempo que estamos pasando en una determinada tarea (si es que está corriendo) y el total de tareas diarias que tenemos asignadas para el día. Otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta con Tyme es que podemos usarlo además como gestor de tareas y de proyectos, y esto es interesante para destacar. Además de mostrarnos el tiempo que estamos pasando en una determinada tarea, también nos permite organizar el día de forma eficiente para poder llegar a hacer todo lo que nos proponemos.

Dentro de la gestión de tareas, encontraremos otras funcionalidades más específicas que nos permiten manejar otro aspecto fundamental: el presupuesto. El tiempo es dinero, dice el dicho, y con Tyme podemos manejar las dos cosas. Podremos administrar los presupuestos planificados para un mes o un período de tiempo, así como también las fechas de entrega o deadlines que tengamos pactados. Todo esto desde la barra de menú, lo que de nuevo hace que la aplicación sea sencilla de acceder.

productshot (12)

Tyme puede trabajar de forma offline, no necesita de una conexión a Internet. También está adaptado para rendir al máximo en la pantalla Retina de las Macbooks. Repasemos entonces otro de sus atributos más interesantes, que es la posibilidad de analizar los datos que hemos ido cargando dentro del sistema –lo que, de nuevo, hace que sea una buena herramienta para la gestión de proyectos-. El usuario puede descargar estadísticas diarias, semanales y mensuales sobre su comportamiento, pero también sobre la carga de trabajo y sobre el presupuesto usado. Además, toda la información puede ser descargada en PDF, CSV y HTML, lo cual puede ser necesario para presentar a clientes.

En definitiva, Tyme ofrece muchas comodidades para el freelancer o para la empresa pequeña que tiene que rendir cuentas habitualmente. No tiene un precio desorbitante (apenas 4.99 dólares en la Mac App Store, que no es alto en comparación a ofertas similares) y tiene las funcionalidades justas para ofrecer un registro completo de nuestros tiempo y de nuestro trabajo. Si bien el registro del tiempo debería ser una tarea sencilla, es una de las complicaciones más grandes que se pueden tener, y puede ser importante para facturar después a clientes. Por eso, Tyme es una buena adición a la batería de herramientas laborales que usamos en nuestro día a día.