A principios de la década pasada, Telefónica usó una marca comercial llamada Quam para operar en la telefonía celular en varios países centroeuropeos. Su recorrido fue muy breve, y ahora, en 2013, la compañía recupera esa misma marca comercial. Telefónica lanza Quam en Argentina (más adelante en México y Chile también), una nueva operadora virtual destinada a los jóvenes. Es la misma experiencia que ha extraído de los tres años que lleva con Tuenti Móvil en España, que sigue una filosofía muy similar: imagen de marca orientada al público joven y precios bajos en consonancia con ese mismo público. Y que ahora se expandirá con otro nombre distinto a tres países latinoamericanos más: México, Argentina y Chile.

Quam - Quam - Quam - Quam - Quam - Quam - Quam - Quam - Quam
Imagen sin editar de la web de Quam: así de desenfadada es su imagen

Para empezar a tocar a ese público joven, su imagen es totalmente desenfadada, y tomando a un chihuahua (perro mexicano) como protagonista de su primera campaña publicitaria, que desde hoy se comienza a dejar ver por las calles de donde operará. Su público objetivo se sitúa entre los 16 y 20 años. Por otro lado, tiene un gran desafío por delante: comprobar si las redes soportan esta nueva operadora, ya que Movistar las compartirá con ella. Y recordemos las habituales quejas de la operadora, especialmente en Argentina, sobre la denegación gubernamental a aumentar su espectro para poder crecer. En cualquier caso, lo más interesante que puede ofrecer una nueva operadora es unas tarifas diferenciadoras. Y para eso se sostiene en combos de diferente duración: semanal, mensual o ‘mini’ para usar durante un día. Por ejemplo, las siguientes tarifas son las que ya se aplican en territorio argentino:

  • Combo mensual: $90 por 5000 SMS y 100 minutos de voz a cualquier destino.
  • Combo semanal: $30 por 3000 SMS y 25 minutos de voz a cualquier destino.
  • Combo mini: internet y SMS a $3 al día, llamadas a $1 el minuto.

Estos combos son contratables desde kioscos o bien desde la web de Quam, de forma independiente a la matriz a la que pertenecen, Telefónica. En esa línea joven, no tiene soporte técnico ni distribuidores oficiales (más allá de los autorizados) en puntos físicos, sino que toda gestión se realiza online o vía telefónica. Habrá que ver cómo sortea el reglamento argentino, que obliga a que exista también atención personal con presencia física, y no sólo online o por teléfono. De momento está funcionando “en beta” (como dicen en su propia web) en Argentina, a México y a Chile llegará más adelante. Estaremos atentos.