No cabe duda de que estamos vivido una revolución en lo que a formatos de pantalla se refiere. Las compañías tecnológicas siguen innovando en cuanto a densidad de píxeles se refiere, algo que no tiene mucho sentido como ya vimos, pero también en cuanto a tipos de pantalla naciendo cada año nuevos modelos con un destino claro, ser fácilmente moldeables a nuestros gustos.

Las pantallas no siempre han sido planas, un concepto básico de lo que es una superficie a través de la cual vemos imágenes a menudo erróneo, sin ir más lejos los primeros televisores tenían pantallas con forma de parábola. A partir de ahí el estándar se fue encaminando hacia lo recto, liso u homogéneo alrededor de toda la superficie de visión. Pero en los últimos años la cosa ha ido cambiando, el futuro según las compañías electrónicas pasa por pantallas curvas, flexibles o plegables finalmente que permitan desarrollar nuevos tipos de dispositivos nunca vistos antes.

Pantallas curvadas – Una nueva era de visualización

A principios de este año durante el CES 2013, compañías como Samsung o LG decidieron presentar los primeros televisores OLED curvos del mercado. Este tipo de pantallas pretenden hacernos sentir en casa como si estuviéramos en un cine IMAX ofreciéndonos una experiencia de visualización más panorámica e inmersiva mientras se mejoran los ángulos de visión cuando nos moviéramos.

Además, la distancia desde cualquier punto del televisor hasta nuestros ojos será la misma gracias al ángulo de curvatura de 5° que tiene el dispositivo.

pantallas plegables

Tras la aparición de los primeros televisores curvos, les tocó el turno a los smartphones. Casualmente las mismas tecnologías Samsung y LG, firmes en su apuesta por este tipo de tecnologías, presentaron sus primeros dispositivos móviles con pantalla curva.

La diferenciación más importante que podemos encontrar en este tipo de dispositivos móviles, a parte del diseño que te puede gustar o no, es la mejora de la autonomía. Las pantallas curvadas cuentan con una visibilidad bajo la luz solar mucho mejor que las pantallas actuales, pues reflejan muchísimos menos rayos de luz, por lo tanto, ya no será necesario elevar al máximo el brillo de nuestra pantalla cuando estamos en el exterior reduciendo así el consumo de batería.

Pantallas flexibles – Consolidación de la tecnología

El paso lógico tras las pantallas curvas en los dispositivos electrónicos será la aparición de las primeras pantallas flexibles. De nuevo nos encontramos con Samsung y LG, aunque en esta lucha por hacerse con una cuota de estos nuevos mercados también se mete HP.

Stephen Woo, presidente de Samsung, anunció durante el CES 2013 junto con Brian Berkeley, vicepresidente de Samsung Display, la nueva tecnología de pantalla flexibles fabricadas de plástico conocida como Youm.

pantallas plegables

Las ventajas de este tipo de pantallas no están aún muy claras, principalmente debido a que esta tecnología está todavía demasiado adelantada a nuestros tiempos y no nos podemos hacer mucha idea de como podría evolucionar la tecnología que las rodea en unos años. En principio al ser pantallas de plástico nos ahorraríamos muchos sustos de roturas o picotazos en el cristal tradicional.

Sin embargo lo más atractivo sería la aparición de dispositivos completamente diferentes a como los conocemos hoy en día, si bien las pantallas flexibles se pueden moldear según nuestros gustos, el hardware que las sustenta, batería, cámara, memoria, botones físicos o chasis no se podría enrollar o hacer flexible si queremos que sea duradera, al menos con las tecnologías que conocemos a día de hoy.

Como veremos a continuación, el futuro pasará por crear un dispositivo completamente flexible, aunque no tenemos la respuesta de cómo lo podrán hacer las compañías. Será muy interesante ir viendo como evoluciona esta tecnología tan innovadora.

Pantallas plegables – El futuro en nuestras manos

Como ya aventuró el equipo de Microsoft Research, los investigadores de la compañía estadounidense, en un increíble vídeo promocional, el futuro de los dispositivos electrónicos, smartphones, tablets, televisores se encaminaba a las pantallas plegables, el último paso en esta carrera por la innovación.

La perspectiva del video de Microsoft se centraba en cómo podían ser nuestros hogares en la próxima década aunque parece que la tecnología ha avanzado más rápido de lo que esperábamos todos, incluso los más futuristas. Sin ir más lejos, la semana pasada se descubrió gracias a una importante filtración que de nuevo Samsung, estaba preparando pantallas plegables con resolución 4K para el 2015, una auténtica locura en cuanto a innovación se refiere.

Sin duda, si estas pensando en renovar todos los equipos de tu casa, te aconsejo que esperes a esta fecha, vayas ahorrando dinero desde ahora, porque este si que va a ser el salto más importante de lo que llevaremos del siglo XXI.

Cada vez las resoluciones 4K nos resultan más familiares, sin embargo actualmente sólo las podemos encontrar en algunos televisores o tablets con precios desorbitados y sin sentido, pues los contenidos televisivos están aún muy lejos de adaptarse a este estándar. Sin embargo, ver la pantalla de 5″ en un teléfono con resolución 4K marcaria seguramente nuestra manera de ver las cosas.

Si mezclamos esta tecnología de píxeles con la posibilidad de doblar o plegar todo un dispositivo por completo según nuestras necesidades, nos adentraremos en un mundo difícilmente imaginable donde todas las cosas según las conocemos cambiarían de forma radical haciendo mucho más fácil nuestra vida diaria.