El ocaso de 2013 ha servido para que LG y Samsung lancen como pioneros al mercado sus primeras pantallas curvadas. O mejor dicho, pantallas flexibles dentro de dispositivos rígidos, si bien es cierto que sí admiten cierto grado de flexibilidad, aunque sin perder la rigidez, y de forma muy escasa. El siguiente paso parecía evidente: smartphones flexibles en su totalidad, de forma mucho más completa que los actuales. Lo logrado con la pantalla, aplicado también al resto de componentes. Pero Samsung ha ido más allá, como informa SammyHub, mediante una hoja de ruta que marca pantallas plegables en los smartphones para 2015, ideándose su implantación masiva en 2016. Hay más tecnologías, pero la de las pantallas plegables es la más destacada. Así lo ha presentado Oh-Hyun Kwon, CEO de Samsung, durante su Analyst Day. Recordemos el CES 2013 de enero, cuando Samsung ya presentó pantallas totalmente flexibles.

Los primeros planteamientos al conocer las pantallas curvadas fueron escépticos sobre su utilidad. Otros pensamos que no era algo ni mucho menos revolucionario, pero sí era una puerta a lo que podía venir después. Por ejemplo, smartphones flexibles mucho más resistentes a caídas y golpes. El paso que ha dado Samsung (y quizás algún otro fabricante que no quiere desvelar sus planes) plantea un futuro en el que puede resultar viable tener smartphones con pantallas de 10 pulgadas… o 5, sin que sean gigantescos, pues podríamos ir desplegando la pantalla o plegándola en función de lo que necesitemos.

Pantallas plegables - Pantallas plegables - Pantallas plegables

El resto de la hoja de ruta destaca en cuanto a pantallas las resoluciones que veremos alcanzar en este tiempo. Si en 2011 llegaron los paneles HD, y en 2013 se han estandarizado los Full HD, Samsung planea que durante 2014 lleguen las pantallas WQHD (2560 x 1440 píxeles) para alcanzar la resolución 4K en 2015 (3840 x 2160 píxeles). Para hacernos una idea, esta resolución en una pantalla de 5 pulgadas dejaría una densidad de píxeles de 881 ppp, el doble de la que tiene ahora mismo el Samsung Galaxy S4 o el Sony Xperia Z1.