NVIDIA sacudió la industria de las tarjetas gráficas con la presentación oficial de la GeForce GTX 780Ti, su nuevo tope de gama de la línea de productos GeForce 700 y la tarjeta gráfica de una GPU más potente del mercado.

La Geforce GTX 780TI utiliza la arquitectura Kepler desarrollada por NVIDIA lo que se traduce para el usuario en eficiencia, menor aumento de temperatura y por lo tanto menos ruido proveniente de la ventilación. La frecuencia base de esta tarjeta gráfica son 875 Mhz y puede llegar hasta unos 928 Mhz. Integra 3 GB** de VRAM. La empresa asegura que es “la GPU para *gaming más rápida”. Las primeras pruebas de rendimiento respaldan esta afirmación.

Funciona con la tecnología NVIDIA G-SYNC que hace que la GeForce GTX 780Ti ofrezca una mejor tasa de cuadros por segundo ya que sincroniza la frecuencia de actualización del monitor con la de la tarjeta permitiendo que el cuadro procesado por la GPU se muestre en ese mismo instante en la pantalla del equipo. Otras tecnologías propietarias de NVIDIA también están presentes, como el motor PhysX y la solución de anti-aliasing TXAA.

Los gamers verán con buenos ojos, además del increíble rendimiento de la GeForce GTX 780Ti, la inclusión del software ShadowPlay que permite grabarte mientras juegas y al estar integrado por defecto en la arquitectura de la tarjeta afecta mucho menos la potencia de la misma que software de terceros.

Su rendimiento la establece como la GPU de un solo núcleo más potente hasta ahora. Si bien es superada por la Titan, también de NVIDIA, en VRAM y otros aspectos, es esta nueva tarjeta la que es la nueva opción para el exigente usuario de PC.

Para el lanzamiento de este nuevo producto NVIDIA se ha aliado con Ubisoft por lo que con la compra de una GeForce GTX 780Ti el consumidor se llevará, en una oferta de tiempo limitado, tres videojuegos: Batman: Arkham Origins, Assassin’s Creed IV: Black Flag y Tom Clancy’s Splinter Cell: Blacklist.

Ya está a la venta a un precio de 649 euros.