Dennis Woodside es el CEO de Motorola Mobility desde mayo de 2012, cuando fue adquirida por Google. Es el sucesor de Sanjay Jha en el puesto. Antes formaba parte de Google, desde 2003, donde ocupó cargos como el de Director General de Mercados Emergentes, Director General, Vicepresidente para América Latina, Vicepresidente Senior de Google y Vicepresidente de Google en Reino Unido. Hoy ha sido el encargado de presentar al mundo en Brasil el nuevo Moto G. Y hemos podido charlar brevemente con él tras la presentación.

¿Por qué tanta insistencia en la performance del Moto G?

Cuando escribís código que modifica la interfaz de usuario, la performance de usuario se descuida, y esto es un punto malo para los usuarios, que se preocupan porque tienen que estar buscando equipos cada vez más potentes. Nosotros podemos trabajar sobre optimización de hardware y sobre software que modifica la experiencia.

¿Por qué se ha dado tanta prioridad a Latinoamérica?

Por un lado, Latinoamérica es una región clave para Motorola. Tenga en cuenta que Brasil es el mercado más grande de Motorola fuera de Estados Unidos, y por eso no se apuntó a China como mercado “emergente”. En China, Google no tiene presencia directa (aspectos legales, principalmente) y por eso no apuntamos a ese país… ni lanzaremos allí el Moto G. Por otro lado, sentimos que este es el momento de Latinoamérica, y varios millones de personas comprarán smartphones en este tiempo.

¿Veremos tablets fabricadas por Motorola?

No. El costo de las pantallas es demasiado grande y no fabricamos ese componente; así que por ahora no es prioritario ahondar en eso ni estamos pensando en lanzar una.

¿Cómo se puede resumir la estrategia de Motorola?

El modelo tope de gama va a ser el Moto X, el modelo de gama media es este nuevo Moto G, y por lo demás, tendremos menos lanzamientos que antes. El número de terminales lanzados en los últimos tiempos era muy alto en comparación con el que tendremos ahora. De todas formas, hay más modelos cuyo lanzamiento está previsto. No tendremos muchos productos para cada gama, pero sí apuntaremos a crecer en base de usuarios. Además, el equipo será ensamblado en Argentina y Brasil.

¿Cómo ves el modelo de los phonebloks?

Si nos lanzamos a ellos, lo haríamos mediante guidelines abiertos, haciendo estándares sobre cómo actúan los componentes, creando una comunidad de contribución con varios OEM y desarrolladores. Así es cómo se podrían hacer los equipos modulares una realidad, pero no como se comentó, creando “un equipo modular” sin más.

¿Cómo ves el futuro de Google Now?

Está expandiéndose como una interacción entre smartphone y usuario, los servicios se están integrando a las búsquedas con lenguaje natural. Por eso estamos estamos incluso usando procesadores específicos para eso.