Google continúa aprovechando la temporada para hacer anuncios. En esta oportunidad, su servicio de almacenamiento en la nube y aplicaciones de ofimática, Google Drive, combina su poderío con el servicio de correo electrónico de la empresa, Gmail. Ahora, los usuarios de los dos servicios podrán integrarlos sin problemas, con la posibilidad de visualizar archivos adjuntos y guardarlos directamente en nuestro espacio de Google Drive sin tener necesidad de salir de Gmail en ningún momento. Es decir que vamos a poder descargar archivos adjuntos a Google Drive, sin tener que hacer varios clics o guardar el archivo localmente.

Esta nueva funcionalidad se hará disponible paulatinamente en el transcurso de las próximas semanas gracias a una actualización de Gmail que fue introducida en el día de hoy. Y la verdad es que es una idea interesante, considerando que muchas veces gastamos el espacio que tenemos disponible en el correo electrónico con archivos adjuntos que no vamos a necesitar más de una vez. Gmail ya nos ofrecía la oportunidad de añadir adjuntos directamente desde la nube, pero ahora el proceso se invierte para que podamos descargar archivos adjuntos a Google Drive.

Creo que este es un avance interesante que posiciona a Google Drive con un valor diferencial ante la competencia. Generalmente, estamos acostumbrados a tener que bajar archivos adjuntos, y si son demasiado pesados (aunque con el ancho de banda hoy día, y considerando los límites de tamaño que tienen los servicios de correo electrónico, no es tan dramático) estaremos perdiendo algunos minutos de nuestras vidas en este proceso. En el caso de los dispositivos móviles, la descarga y apertura de archivos adjuntos puede estar comprometida no solamente por el espacio que tengamos disponible en el equipo, sino también por la fortaleza de señal que tengamos en el momento.

Con la posibilidad de descargar archivos adjuntos a Google Drive, eliminamos este problema de raíz. Ahora solamente tenemos que seleccionar los archivos para poder obtener una previsualización (algo que se encontraba, para algunos tipos de archivo, previamente disponible) y hasta guardar el mismo archivo dentro de nuestra carpeta de Google Drive. Esto hace que sea mucho más sencillo, luego, poder acceder a ese mismo adjunto desde donde quiera que estemos, como una computadora, un teléfono o una tablet.

Attachments

¿Cómo funciona entonces esta nueva funcionalidad de Gmail? La próxima vez que abramos un correo electrónico con archivos adjuntos, podremos visualizar el contenido al final del mail, ya sean fotos, videos, planillas, y hasta PDFs. Cuando hagamos clic en una de las previsualizaciones, obtendremos además una vista más grande, para que, por ejemplo, podamos leer el archivo completo sin tener que descargarlo. Además, vamos a poder mirar varios archivos adjuntos al mismo tiempo para encontrar exactamente lo que estamos buscando. Nos podemos olvidar del flagelo de tener que descargar varios archivos porque se encuentra justo esa pieza de información que necesitamos.

Attachment2

Además, como dijimos, se podrá descargar archivos adjuntos a Google Drive directamente desde Gmail. Con sólo hacer clic en el botón de Drive que aparece cuando estamos en la previsualización, tendremos la posibilidad de hacerlo. Y para aquellos que deseen descargar también una versión local, podrán hacerlo a través del botón de la flecha. Para guardar en Drive, tendremos la opción de hacerlo en las diferentes carpetas que tengamos creadas. Con más de 120 millones de usuarios activos en todo el mundo, será de buena utilidad, dado que si tenemos cuenta en Gmail, lo más probable es que también usemos, desde lo más básico, algunas de las funcionalidades de Drive.

Attachment3

¿Qué sucede si no usamos Drive porque ya tenemos otro servicio de almacenamiento en la nube, como por ejemplo Dropbox? Hace algunas semanas hablamos de varias plataformas que nos permiten enviar archivos adjuntos desde la nube. Por ejemplo, servicios como Attachments.me y CargoLifter nos permiten usar Dropbox o Box para enviar archivos sin usar el espacio que tenemos en el correo electrónico. Lo bueno de esta nueva funcionalidad de Gmail es que tiene una integración más completa con el servicio.