América Móvil (Telcel) la empresa de telefonía celular más importante de México, ha sido rumorada desde hace tiempo como posible candidata a expandir sus labores más allá de su actual mercado, para incursionar en el ramo mediático, tras la aprobación de la más reciente reforma en materia de telecomunicaciones. Hoy ha hecho público un hecho que bien podría apuntar como una de las primeras señalas de ese proyecto. La compañía ha anunciado una alianza estratégica con Canal 22, a través de la cual dicha televisora transmitirá los eventos de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia, tras la adquisición de los derechos de difusión en exclusiva por parte de la empresa telefónica. Esto significa que cualquier medio del país que desee trasmitir las competencias de esta justa deportiva primero deberán contar con la concesión de América Móvil.

Contratos Telcel y la NOM 184

Canal 22 en su calidad de televisora abierta permitirá el libre acceso a estos eventos, que se llevarán a acabo en febrero de 2014, en aquellas zonas donde la estación de TV tenga cobertura. Para aquellos que no tengan esta oportunidad también podrán ver las competencias por streaming a través de internet, por plataformas móviles y digitales cuya dinámica de transmisión y concesión aún está por confirmarse, así señaló el director de UnoTV Arturo Elías Ayub. De tal modo que Canal 22 se convertirá en el canal oficial de los Juegos Olímpicos de Invierno, bajo el acuerdo con América Móvil. En lo que estipula al marco legal, Teléfonos de México (Telmex), empresa de la que se deriva América Móvil, por las limitaciones de su concesión tendría prohibido ofrecer servicios de televisión directa, pero en este caso, utilizando el salvoconducto de América Móvil, como empresa de telefonía móvil, no fija, y bajo la justificación de que «el acuerdo es con América Móvil; no estamos comprando una televisora, no tenemos prohibido producir contenidos, que es lo que estamos haciendo, y tampoco está prohibido venderlos, como ya ocurre con otros programas que han adquirido empresas como Telemundo”, la compra de estos derechos de transmisión es completamente legal, según conrima el propio Ayub.