Tal como confirmó Apple después de las críticas recibidas por la pérdidas de características en la nueva versión de iWork para OS X, la compañía ha actualizado las tres aplicaciones que conforman la suite ofimática para el sistema operativo de escritorio, Pages, Numbers y Keynote, devolviendo algunas de las funciones más básicas que se perdieron al reescribir a marchas forzadas las tres aplicaciones desde cero.

La barra superior puede personalizarse de nuevoDe esta forma, la característica recuperada más significativa es la posibilidad de poder volver a personalizar la barra de herramientas de cada una de las aplicaciones. Aunque una opción menor, si que ha supuesto un dolor de cabeza para más de un usuario al no permitir a los mismos adaptar las aplicaciones a su flujo de trabajo con la consecuente pérdida de tiempo al tener que buscar, hasta ahora, las diferentes opciones por los menús de barra superior de OS X.

En cuanto al resto de novedades de esta actualización destacan las nuevas transiciones en forma de Persianas, Planos de color, confeti, Otoño, Perspectiva, Pivot, y Swoosh que ha recibido Keynote junto con la posibilidad de conservar el tamaño de la ventana y la colocación de la misma y el ajuste del zoom por defecto desde las preferencias en Numbers.

Se siguen echando de menos muchas funciones, sobre todo en Pages¿Es suficiente? Ni muchos menos. Muchas de las funciones perdidas, de momento, brillan por su ausencia, siendo la que más se echa de manos la posibilidad de reordenar, duplicar y eliminar páginas desde la barra lateral de Pages. Además, el nuevo formato de archivo .pages, .key, y .numbers sigue sin ser compatibles con las versiones anteriores de las aplicaciones y viceversa, por lo que debemos tener cautela a pesar de que las aplicaciones se acaben de actualizar.

Tampoco se han recuperado aún la buena lista de temas y plantillas perdidas con la llegada de iWork 5, pero es una buena señal que en apenas un mes Apple haya vuelto a actualizar sus aplicaciones devolviendo parte, aunque insuficiente en opinión del que suscribe estas líneas, de todas las funciones perdidas -que eran bastante usadas por el grueso de los usuarios-, y es de esperar que conforme vayan pasando los meses Apple devuelva a iWork para OS X todo el esplendor que antaño tenía y que por diversas circunstancias ha perdido.