Estaba cantado, ambas plataformas ya estaban muertas de facto y sólo quedaba esperar a que Nokia -ahora Microsoft- diesen una fecha concreta para poner punto y final a un histórico de la telefonía móvil, y al que pudo ser un histórico pero no lo fue. Hablo de Symbian y de MeeGo, que dejarán de tener soporte el próximo 1 de enero de 2014. Lo curioso es que hace poco más de dos años, Elop anunció que Symbian recibiría soporte hasta 2016, quedando por tanto recortado este plazo en dos años. Lo cual huele a que Microsoft ha puesto cordura y ha preferido no alargar una agonía sin sentido, sobre todo cuando ya hace casi un año que anunció que no se utilizaría Symbian en ningún nuevo terminal, el 25 de enero de 2013, quedando el Nokia 808 como último terminal con este sistema operativo.

Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo - Symbian y MeeGo
A partir del próximo 1 de enero, Symbian no aceptará ningún contenido nuevo (de los pocos, poquísimos desarrolladores interesados en él todavía) ni actualizaciones de contenidos ya existentes, de lo que se han hecho eco en GSMArena. Esto significa que aquella tienda llamada Ovi Store acabará de morir ese día. No obstante, parece probable que continúe en letargo hasta que todos los servidores que la atienden sean desconectados (¿en 2016?).

Por lo que respecta a MeeGo, se había quedado en un purgatorio del que aún no había salido oficialmente, como dije cuando hablé de la victoria de Nokia. Eso sí, quienes se quedaron maravillados con él, y con el mítico Nokia N9, pueden al menos soñar con volver a ver parte de su esencia con Sailfish OS y el smartphone Jolla, que teóricamente iba a ser presentado este mismo año. De momento ya tenemos la preventa abierta, pero a poco más de dos meses que faltan para que finalice 2013, parece complicado que llegue como producto final.