Uno de los puntos fuertes y probablemente la mayor sorpresa del iPhone 5s (teniendo en cuenta que el sensor Touch ID se estuvo rumoreando durante meses), fue su procesador A7. Un ARMv8 dual-core de 1.3 Ghz que dobla la potencia del iPhone 5 y todos sus competidores principales, pero lo más interesante de ese chip es su arquitectura de 64bit. Una vez vista esta bestia de la computación móvil cabe preguntarse: ¿qué nos depararía un procesador A7X en el iPad 5?

¿Cómo sería este procesador A7X en el iPad 5?

Procesador A7X en el iPad 5

La potencia del procesador A7, mejorada en el apartado gráfico

Aunque de momento los rumores sobre el iPad 5 no dejan en claro nada acerca de la incorporación o no de un procesador A7X en el iPad 5, Apple suele repetir la jugada de años anteriores en este sentido. Las dos últimas generaciones del iPad han montado una evolución del procesador mostrado en el iPhone: A5X y A6X, así que no sería extraño ver el procesador A7X en el iPad 5.

Si intentamos dilucidar cómo será ese procesador, ateniéndonos a las versiones anteriores, probablemente tenga la misma velocidad en su CPU, pero una unidad gráfica de más capacidad. Esta GPU más potente es el punto clave para el iPad 5, y sería necesaria para mover la gran diferencia en píxeles de las pantalla, los videojuegos más exigentes y para ayudar a la CPU en las tareas que lo requieran, como aplicaciones complejas de edición de vídeo o imágenes.

Estos son los cambios que cabe esperar si nos fijamos en versiones anteriores, pero la parte realmente interesante vendrá en la incorporación de la arquitectura 64-bit, que no solo será la base para el futuro del iPad, si no que también será una gran diferencia en el presente.

Las implicaciones del procesador A7X en el iPad 5 y la arquitectura 64-bit

iPad mini

Los 64bits no son el futuro, son el presente

Vale, probablemente veamos el procesador A7X en el iPad 5, pero ¿qué mejoras reales traerá la arquitectura 64-bit?. Si habéis estado atentos al iPhone 5s, habréis leído que los 64-bit aun no son una gran mejora. Es cierto, que la razón principal por la que los ordenadores comenzaron a incorporar la arquitectura 64-bit fue para poder manejar más de 4Gb de RAM. Entonces, ¿hoy por hoy no sirve para nada esta arquitectura en el iPhone 5s y el posible iPad 5?, ¿el próximo iPad 5 tendrá 4Gb de RAM?.

Sí y no. Es poco probable (aunque con Apple nunca se puede decir no) que el iPad 5 traiga 4 Gb RAM, porque sería un salto demasiado grande respecto a la actual generación, pero la clave está en que la arquitectura 64-bit permite que el procesador lleve a cabo más operaciones simultáneas, las animaciones ganen fluidez, la multitarea se vuelva más liviana y las aplicaciones que requieran más rendimiento funcionen de forma más óptima. Por lo que no se trata solamente de mayor potencia bruta, se trata de una mayor potencia en la CPU y la GPU y una mejor administración de la misma.

Esto lo hemos visto en el iPhone 5s incluso en aplicaciones poco exigentes como Twitterrific, así que pensad en las posibilidades del procesador A7X en el iPad 5. En las manos de los desarrolladores podríamos ver una aplicación de iMovie realmente potente o una versión de Photoshop cada vez más cercana a la de escritorio. Además, iOS 7 hace tremendamente fácil adaptar una aplicación a esta arquitectura.

Mejores editores de texto para iPad

El siguiente paso hacia el iPad profesional

Una vez llegados a este punto, es donde cabe volver a pensar en el concepto del iPad. El iPad no está destinado a sustituir por completo a los ordenadores, ese no es su cometido, ni tampoco puede por las limitaciones del dispositivo en sí, como el tamaño de pantalla o el teclado. Sin embargo, sí que sería un salto más en la búsqueda de ese iPad profesional, que unido a la versión con capacidad de 128Gb sería un dispositivo realmente potente.

Además, en el caso de un tablet como el iPad 5 hay que tener en cuenta aspectos como la autonomía y el tamaño. El chip A7 mantiene casi el mismo consumo del procesador A6, a la vez que dobla la potencia, por lo que el procesador A7X en el iPad 5 estaría consiguiendo un gran salto en potencia, abriendo la puerta a aplicaciones más complejas y a la vez manteniendo estos dos aspectos claves en un tablet.