Cuando quieres actualizar tu equipo comprar un disco SSD es una de las más eficientes mejoras que puedes elegir. Pero existe un inconveniente con este nuevo tipo de tecnología. El precio de los SSD siempre ha sido un problema para aquellos que quieren acceder a estos, pero cuentan con un presupuesto no muy flexible, ¿a qué se debe su costo? ¿Por qué son caros?

precio-de-los-ssd

Por el tipo de memoria que utilizan

Muchas veces existe la confusión de que un SSD es como cualquier memoria flash más que puedes comprar, pero no es así. Parte del precio de SSD se debe a que utilizan un tipo de memoria flash denominada NAND que tiene como característica que no necesita energía eléctrica de forma constante para almacenar datos.

El problema es que la memoria de tipo NAND cuenta con una expectativa de vida demasiado corta. Con el objetivo de reducir la probabilidad de fallos los fabricantes de discos de estado sólido desarrollaron tecnologías para alargar lo más posible el tiempo de funcionamiento de sus componentes. Este proceso es sofisticado y caro.

Por la complejidad de su estructura interna

La parte de la manufactura es una de las más complicadas también debido a que los fabricantes de este hardware deben lograr organizar en un espacio muy pequeño la memoria, además del controlador y el firmware.

Para lograr que está compleja estructura sea compatible con los computadores disponibles en el mercado y no tenga fallos para sus futuros usuarios se deben llevar a cabo varias pruebas de estabilidad y compatibilidad, un proceso que también tiene un costo considerable.

Por las reglas del mercado

Sandisk-SSD-y-HDD

Los discos duros (HDD) siguen controlando cómodos el mercado, pero a los fabricantes de SSD no les interesa quitarles este trono. De hecho, los fabricantes de HDD y SSD son los mismos. Desarrollar una nueva tecnología con varias ventajas como su mayor velocidad, menor consumo de energía y tamaño más pequeño les permite catalogar su producto a un precio más alto apuntando al segmento de consumidores con más poder adquisitivo que esté interesado en comprar la última innovación disponible.

El hecho de que sean una nueva tecnología también significa que su demanda continúa siendo baja si la comparamos con la de los HDD. Muchas personas todavía no conocen qué es un SSD o no tienen una completa confianza en ellos durante los primeros años de vida como para cederles la tarea de almacenar todos sus datos.

El precio de los SSD bajará

Pero hay buenas noticias: el precio de los SSD bajará. De hecho, esta tecnología desde su nacimiento hasta hoy a reducido considerablemente su precio de venta al público. Es una tendencia irreversible y que se explica por varias razones:

  • Su nivel de demanda subirá permitiendo a los fabricantes invertir más en modernizar sus fábricas.
  • A su vez, la mayor demanda animará a más empresas a vender SSD, aumentando la competencia.
  • Los procesos más complejos de fabricación se seguirán automatizando conforme el paso de los años.
  • La confiabilidad de sus componentes será mayor y las pruebas contra fallos serán menos necesarias.