Continuado con nuestro especial de OS X Mavericks al detalle, en que analizamos las características más importantes del mismo desde el punto de vista práctico, y del mismo modo que hicimos con iOS 7, hoy vamos a revisar una de las novedades que, aún siendo una aplicación independiente, Apple presentó junto con OS X Mavericks y se suma al resto de novedades del sistema: iBooks.

Aunque ya os mostramos nuestras primeras impresiones de iBooks para OS X, hemos querido reunirla en este espacial sobre OS X Mavericks para ver como ha evolucionado la aplicación en las sucesivas Developers Preview que hemos recibido mediante actualización de software desde la WWDC. En síntesis la aplicación no ha cambiado excesivamente, pero si ha ganado en estabilidad y rendimiento, por lo que la mayoría de los cambios en este sentido son internos.

Vista general de iBooks para OS X

iBooks para OS X

La idea detrás de iBooks para OS X es bastante buena: traer al Mac todo lo que Apple ha aprendido con su aplicación para iOS. Por ello lo primero que la aplicación nos solicita es introducir nuestra cuenta de iCloud para poder descargar todo nuestro contenido comprado en la iTunes Store. Esto tiene una explicación muy sencilla: la sección especifica de iTunes dedicada a los libros desaparece en OS X Mavericks, por lo que toda nuestra biblioteca de lectura tiene que pasar sí o sí por iBooks para OS X.

En todo caso, si no tenemos contenido comprado en la iBooks Store podemos importar manualmente cualquier libro que tengamos en nuestro Mac y que sea compatible con la aplicación, es decir, en formato ePub sin DRM, o bien, importar los libros de iTunes en una de las opciones que ofrece la aplicación antes de comenzar a trabajar con ella.

Una vez que hemos añadido nuestros libros, iBooks para OS X los muestra mediante una cuadrícula en la cual ha desparecido totalmente cualquier resto que nos haga pensar que estamos delante de una estantería como sucedía en iOS. Simplemente libros y contenido. Además la aplicación permite ordenar la visa por Todos los libros, Colecciones, Categorías o modo lista, por lo que podremos organizar nuestra biblioteca por grande que sea de forma muy sencilla.

Una de las carencias más graves que he encontrado en esta versión y que rompen parte del esquema de organización presente en iTunes es la imposibilidad de modificar los metadatos del libro, teniendo que recurrir a aplicaciones externas para esta tarea cuando antes era tan fácil como modificar el título de una canción en iTunes.

Lectura, marcadores y anotaciones

iBooks 2

Esta vez iBooks nos permite leer cualquier libro, y como sus aplicaciones hermanas de iOS, añadir marcadores, anotación o resaltar el texto de forma muy sencilla. Solamente tendremos que hacer clic en cualquier libro para que aplicacion pase a modo lectura y muestre su contenido. Más fácil imposible.

La aplicación permite resaltar cualquier frase o párrafo del texto en varios colores o en subrayado simple. Así podemos utilizar la aplicación para nuestros libros de texto, ya que en caso de que subrayemos cualquier frase del texto en nuestro dispositivo iOS, ya sea iPhone o iPad, automáticamente aparecerán en iBooks para OS X, aunque el libro no haya sido comprado en la iBooks store.

Además también permite añadir anotaciones en cualquier frase del texto para que podamos añadir una opinión o una definición del diccionario, y junto a la posibilidad de compartir fragmentos del texto en Facebook, Twitter, Mensajes o Mail, convierte a iBooks en el mejor lector de libros electrónicos que podemos tener a día de hoy en OS X.

iBooks Store e iCloud

iBooks Store

Tanto iBooks Store como iCloud son pilares fundamentales de iBooks para OS X Mavericks. La tienda de libros de Apple funciona de la misma forma que lo hacia en iTunes, un proceso de compra rápido y sencillo que nos permitirá tener todos nuestros libros en la nube aunque los hayamos borrado de nuestro Mac. Además permite la descargar de cualquier libro comprado en cualquier dispositivo, teniendo que sincronizar el resto de forma manual.

En cuanto a la sincronización con iCloud, es lo que teníamos hasta ahora en iOS, páginas, marcadores y anotaciones se sincronizan automáticamente cuando paramos la lectura, por lo nunca perderemos la página que estemos leyendo.

En siguientes artículos analizaremos el resto de novedades de OS X Mavericks al detalle, pero mientras tanto puede echar un vistazo a las primeras tres ediciones de nuestro especial: OS X Mavericks al detalle