Google busca «revolucionar» la fotografía y la manera en la que compartimos todo a través de las redes sociales, al menos así lo han declarado textualmente en su más reciente presentación, en donde han compartido una serie de novedades para sus servicios de Google Hangouts y Google+. La ironía aquí es que todos estos cambios, en realidad, repiten el esquema que hemos estado observando en la compañía de desde hace tiempo, donde toman propuestas de su competencia para presentarlas reconstruidas, en esteroides, maximizadas, pero relativamente dispersas, lo que los ha llevado a que una plataforma social tan robusta como Google+ no tenga aún el mismo peso, popularidad y trascendencia que Facebook. El punto aquí no son los recursos (que los hay de sobra), ni siquiera la propuesta (en el fondo), sino la inercia por incorporar todo lo que surja, sin agregarlo integralmente, lo que deja la mayoría de sus propuestas con una experiencia a medias, o eventualmente borradas del mapa, como fue el caso de Buzz o Reader.

El diamante en bruto de Hangouts

Google sigue jugando con Hangouts y Plus, ya urge que lo tome en serio

Google+ y Hangouts son tan divertidas como funcionales, pero totalmente perfectibles. Google debería espabilar de una vez e ir en serio con Hangouts y Google+, quienes hemos tenido la oportunidad de probar a fondo ambas propuestas hemos encontrado que son tan divertidas como funcionales, pero totalmente perfectibles, bastaría con algunos breves cambios para convertirlas en algo más disfrutable y colectivo, no hablamos de adiciones masivas replicadas de otros servicios, sino de puntos que aten todo, enfocados hacia un mismo punto. De ambos servicios, luego de la presentación de hoy, el que tal vez ahora se encuentra más cerca de ello es Hangouts, ya que las novedades presentadas apuestan por robustecer la plataforma con algunas integraciones más prácticas que tendenciosas. La nueva versión 1.3 de Google Hangouts ha agregado tres mejoras simples y básicas, que utilizadas desde su aplicación móvil se convierten en factores interesantes. El primero de la lista es la posibilidad de compartir nuestra ubicación con un sólo clic, aprovechando la tecnología de Google Maps, esta función es simple y nada del otro mundo, pero para los usuarios que Hangouts que utilizan la app como herramienta de videollamadas resulta muy práctico. La segunda novedad es más un filtro estético, que aporta única al distintivo de Hangouts como una plataforma que puede volver más entretenida la experiencia de una conferencia multitudinaria en video, agregando ahora una serie de filtros, efectos de video, GIFs animados y soporte para Full HD, lúdico, pero parte de la identidad de Hangouts.

La novedad más interesante es ahora la integración de nuestro feed de mensajes SMS y MMS, para poder leerlos (y despacharlos) directamente desde nuestra app móvil de Google, de manera que representa un paso más cerca en su apuesta por convertirse en nuestro centro de comunicaciones de base para el smartphone. Aún así Google Hangouts aún tiene mucha tela por cortar si busca convertirse en la opción número uno, particularmente desde el punto de vista técnico, donde Skype demuestra por momentos mayor estabilidad y calidad de audio en sus videoconferencias, y eso, es a final de cuentas el punto determinante para convertir una aplicación en nuestra preferida, porque podemos confiar en ella.

Auto Awesome, la respuesta a Instagram, Vine, Storyteller, etc.

Google Hangouts y Google Plus Auto Awesom

Auto Awesome es tal vez la novedad más atractiva (visualmente) de las mostradas en la presentación, sin embargo resultará también la más controvertida. Uno de los puntos más endebles de Google+ es la experiencia para compartir contenidos, el primer reto lo supone el integrar tu red de contactos y amigos que participen en plus, cuya popularidad hoy por hoy no es equiparable con la de Facebook, luego de ello el conflicto viene a la hora de compartir contenidos, si bien el elemento de los círculos de contacto es práctico, no resulta determinante ni completamente funcional a la hora de querer gestionar filtros de contenido a fondo. Urgen este tipo de complementos que fortalezcan la base de operación de su red social, sin embargo, en lugar de ello fue presentado Auto Awesome, un gestor de galerías fotográficas que permite de paso agregar filtros, animaciones y efectos a nuestras imágenes, algo que en resumen, puede describirse como un complemento licuado de todas las funciones que ofrecen Vine, Instagram, Nokia Storyteller y demás por el estilo.

La virtud de este complemento (que se mantiene nativo para Google+, nada fuera de él), es que lo conjunta todo y permite casi en automático analizar nuestros retratos, categorizarlos, organizarlos, animarlos, empalmarlos y agregar filtros de cámaras analógicas, una verdadera bomba, que apunta para todos lados y cuya posibilidad para compartir se limita a la red social de Google, y es ahí donde radica su principal conflicto. Facebook ha sabido jugar sus cartas, para convertirse en una suerte de pasaporte virtual que nos permita portar nuestra identidad y contenidos a una gran cantidad de sitios y redes. Mientras Google+ siga sin cuidar los pequeños detalles y encerrado dentro del círculo de la plataforma de Google no podrá competir al tú por tú contra Facebook, urge espabilarse Google.