Hoy se ha hecho oficial el que era seguramente el lanzamiento más claro y esperado del Nokia World 2013: Nokia Lumia 1520. Estábamos deseosos de ver esa incursión de Nokia en el segmento superior a las 5 pulgadas, que esta vez se ha materializado en la friolera de 6 pulgadas. No es el primer smartphone con este tamaño, pero sigue impresionando. Hemos podido probarlo, ya teníamos muchas ganas de ver en directo a Windows Phone 8 aprovechando una gran pantalla con resolución Full HD y pudiendo mostrar un mayor número de live-tiles.

  • Su diseño es una preciosidad. Esto por supuesto es subjetivo, y la línea de diseño de los Lumia tendrá detractores, pero me parece contundente, sobrio, y estilizado al mismo tiempo. Además, los marcos se han reducido bastante en su grosor. Y lo mejor de todo: con un estilo propio que le hace ganar puntos en medio de tanta homogeneización.

  • Sólo manejable a dos manos. Quizás a alguno le pille de sorpresa esto, pero no debería ser así. ¿Quién piensa que le basta con una mano para usar un terminal de 6 pulgadas? Si lo hubiese, que se quite esa idea de la cabeza.

  • Las tres columnas de live-tiles, imprescindibles. Ahora que las he visto y usado, me curta pensar en volver a las dos anteriores. Hablo de número de columas tomando el tile mediano como referencia. Caben 1,5 de tamaño grande y 6 de tamaño pequeño. Implica tener mucha más información, mucha más accesibilidad sin necesidad de hacer scroll o abrir la tediosa lista lateral.

Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520

  • Vuelve el glossy a la gama alta. El rojo tiene de nuevo acabado glossy, brillante, efecto piano. Pero como en -casi- todo Lumia, a todo color. Por su parte, los modelos amarillo, negro y blanco sí son mate. Si estás dispuesto a llamar la atención por partida doble (smartphone rojo y además brillante), atento a ese rojo glossy. Y ya sabes lo que dicen: «en rojo corre más».

  • Salvo su pantalla, es más de lo mismo. Y aunque eso pueda sonar a bajón, tiene mucho de positivo. Si los Nokia Lumia han conseguido conquistarnos en los últimos tiempos (véase 925, 1020, 720 o 520), el 1520 sigue en esa línea. No trae ninguna disrupción, como la cámara del 1020 o el rendimiento de un gama baja como el 520. Salvo el tamaño de su pantalla, no hay grandes novedades. Tampoco negativas. Y eso es bueno.

Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520

  • Nokia Refocus. Imprescindible una vez la pruebas. ¿Cómo funciona? Hablaremos de ello de forma más extendida tras haber entrevistado a Juha Alakarhu, gurú y desarrollador de Nokia Imaging, la división que se ocupa de la fotografía móvil en Nokia. Básicamente, toma una secuencia de imágenes con diferente profundidad de campo y las lleva a un único archivo. Es adictivo hacer fotos con Refocus.

  • Mejora la velocidad al hacer fotos. Un punto importante porque el 1020 tardaba 4 o 5 segundos entre cada fotografía. El 1520 no es ni mucho menos instantáneo y continuado, pero sí mejora bastante la velocidad del 1020, en torno a 2 segundos entre cada foto.

Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520 - Nokia Lumia 1520

  • Su cámara es superior. Vale que no alcanza el nivel de detalle del 1020, pero es probablemente la segunda mejor cámara del mercado. La pudimos probar incluso en baja luz y su dual flash LED reparte el espectro de luz de forma homogénea, siendo muy fácil identificar fotos hechas con flash dual o sin él. Además, que se hayan fusionado Nokia Pro Cam y Nokia Smart Cam en una sola aplicación, Nokia Camera, es lo mejor que le podía pasar.

  • Es muy ligero, aunque no lo parezca. Pesar 208 gramos, sobre el papel, espanta a cualquiera. Es propio de smartphones pesados. Pero si hablamos de un smartphone de 6 pulgadas, el peso está mucho más repartido, la densidad hace que dé la impresión de ser mucho más ligero que otros terminales que pesan bastante menos. Ello, unido a su escaso grosor, hace que sea muy agradable de usar. Aunque remarco: a dos manos.

En conclusión, estamos ante el mejor smartphone en este segmento de pantalla. Personalmente, me ha encantado, y me parece lo mejor que nos ha dejado el Nokia World 2013. El único pero que le pongo es el de su enorme tamaño, que echará para atrás a más de uno. Aunque triunfará en mercados como los asiáticos, donde las pantallas gigantescas están muy bien vistas y asentadas, lo tendrá más difícil en mercados como el europeo o el americano. Eso sí, si Nokia (o Microsoft) presentan un smartphone exactamente así, pero de 5 pulgadas, el resultado puede ser escandaloso. No lleva ni 12 horas presentado y el hype continúa. Esta es la Nokia que ha resurgido con todas sus fuerzas.