La herramienta por defecto de OS X para consultar el correo electrónico, Mail, ha cambiado poco con los años. Si bien está bien diseñada y ofrece las funciones básicas que cualquier gestor de correo debería tener, se ha quedado atrás si lo comparamos con otros clientes de correo para Mac que han surgido en los últimos tiempos, como Unibox o similares. Hoy le echaremos un vistazo a Airmail, un cliente de correo para OS X que destaca por su diseño y por la multitud de funciones enfocadas a la producitivdad, como filtrado inteligente de mensajes o etiquetas.

cliente de correo para OS X

Para empezar, cabe destacar que Airmail es una aplicación exclusiva de OS X. Esto se nota en muchos aspectos, como en la buena integración con OS X a nivel de diseño y de rendimiento, siendo compatible además con el sistema de notificaciones de OS X. Encontrarás AirMail en la Mac App Store por 1,79 € / $1.99, aunque desde su página web puedes probar una versión Beta para hacerte una idea de la aplicación y para descubrir futuras nuevas funciones. En el momento de escribir este artículo, por ejemplo, la versión estable es la 1.1 mientras que la versión Beta que he probado es la 1.2.

cliente de correo para OS X

¿Qué hace tan especial a AirMail? ¿Es realmente una alternativa moderna a Mail? Para empezar, lo que más llama la atención nada más abrir esta aplicación es el diseño de la ventana principal, en realidad la única ventana disponible, lo que ayuda a gestionar mejor el correo. AirMail gira en torno a tres columnas por defecto, la primera dedicada a las bandejas, carpetas y etiquetas, la segunda donde verás un listado de los mensajes disponibles en cada carpeta y una tercera donde se ve el contenido del mensaje seleccionado en la segunda columna. Desde las opciones de visualización puedes cambiar esto, compactando una u otra columna de manera que tengas más espacio libre en pantalla para otras aplicaciones. Además, puedes quitar la vista previa de mensajes para verlos únicamente si haces doble clic en ellos.

AirMail permite configurar una o más cuentas. En el caso de los correos de los principales proveedores online, como Gmail, Yahoo! u Outlook/Hotmail, al colocar tu cuenta de correo se configurarán automáticamente los servidores POP/IMAP, mientras que en los demás casos, como en tu cuenta de correo del trabajo o personal, tendrás que añadir manualmente los datos en caso que AirMail no los deduzca por su cuenta, que también es posible.

Por un lado, AirMail facilita una lectura y respuesta rápidas de los mensajes, gracias a los abundantes atajos para todas las acciones disponibles, de manera que unos pocos clics de ratón puedas marcar un mensaje como leído y responderlo cómodamente. Por otro lado, este cliente de correo para OS X facilita la gestión de gran cantidad de mensajes usando para ello el etiquetado de mensajes, herencia de Gmail y que cada vez más clientes de correo utilizan, y mediante los filtros que permiten mostrar u ocultar correos según la fecha de recepción, el contacto que lo envió o si tiene o no un archivo adjunto. En este sentido, AirMail permite integrar tus documentos de Dropbox, Google rive, Droplr y CloudApp para añadir a tus mensajes como ficheros adjuntos.

cliente de correo para OS X

El editor de mensajes de AirMail tampoco se queda atrás, con la posibilidad de incluir texto plano, texto enriquecido e incluso de aprovechar y hacer uso de Markdown para enriquecer textos con tablas, formato y otras mejoras.

Tras probar la mayoría de clientes de correo para OS X de nueva generación, como Postbox, Sparrow, Inky o Unibox, tengo que destacar que AirMail me ha sorprendido gratamente. Reúne características de todos ellos y consigue optimizar el espacio en pantalla equilibrando la sencillez de uso con las opciones de procesado avanzado, como las etiquetas o los filtros. Si Mail te parece demasiado simple y aborreces las versiones web de tus cuentas de correo electrónico, prueba AirMail y verás que desde el primer momento podrás organizar mejor tu correo y procesarlo en menos tiempo y de una forma más eficiente.