En el IFA 2013 Sony ha presentado algunas novedades de la gama Vaio. La principal novedad de estos nuevos Vaio es que exploran nuevos diseños para adaptarse a los usos del consumidor. Tenemos un modelo similar a una tableta con un funda con teclado y otro que es un portátil con una pantalla abatible. Todo para adaptar el formato tableta a la sobremesa.

13Fall_VAIO_Tap_11

El Vaio Fit es un portátil muy ligero que tiene una pantalla móvil, lo que le da la posibilidad de convertirse en una tableta. Abrimos el portátil y tenemos una forma tradicional pero al voltear la pantalla y cerrar el portátil, tenemos una forma tipo tableta. También podemos voltear la pantalla para enseñar el contenido a nuestros amigos. Todo esto sirve para adecentar lo que por otra parte es un portátil bastante normal. Tiene 2 tamaños de pantalla (13 o 15 pulgadas) a 1080p y le podemos poner hasta un procesador Core i7. Pesa 1.2 kg, tiene 8GB de RAM y sensores como NFC o GPS.

Por contra, el Vaio Tap 11 (en la imagen superior) se asemeja a una Surface. Tiene el factor forma de una tableta con una cubierta móvil que se convierte en un teclado. Mide casi un centímetro de grosor. Viene con Windows 8, procesadores hasta Core i7, 4GB de RAM, 128GB de memoria SSD, pantalla táctil de 11.6 pulgadas Full HD y 2 puertos USB 3.0 en los laterales. Tiene una cámara trasera de 8 MP y hasta un sensor IR para controlar la televisión y pesa 1.15kg con la batería y el teclado.

Así pues, estas son las novedades de Sony para un segmento, el de los PCs, que se empeñan en convertirlo en un híbrido de tableta y sobremesa. Estos diseños podrían ir por el buen camino para que converjan ambas categorías así que tendremos que ver que decide el público. El Vaio Tap 11 estará disponible en Europa en noviembre por un precio aun no revelado y el Vaio Fit estará disponible también en noviembre a partir de 1.200€