Sony Vaio Tap es el ordenador con procesador Intel más delgado del mundo y lo cierto es que la sensación, si no se tiene en cuenta el teclado, es la de sostener un Xperia Tablet Z, pues su diseño es muy similar. Pero es mucho más que eso, ya que en lugar de Android cuenta con todo el poder de Windows 8, por lo que se trata de un auténtico ultrabook en cuerpo de tablet.

Sony Vaio Tap

El teclado de Vaio Tap se acopla magnéticamente a la tablet, pero únicamente cuando ésta está cerrada. El resto del tiempo, está separado de ella, aunque no es recomendable alejarlos muy a menudo, porque la carga se produce al ‘cerrar’ Vaio Tap.

Un auténtico Ultrabook en cuerpo de tabletLa inclinación se consigue gracias a un soporte en la parte trasera del ordenador. Es pequeño y elegante, pero aguanta bien y Sony Vaio Tap conserva la posición sin problemas. Como tablet, es prácticamente igual que Xperia Z, con un diseño muy elegante y un peso sorprendente. Es uno de los ordenadores más ligeros y lo será por mucho tiempo.

Sony Vaio Tap

A pesar de ello, cuenta con un procesador Haswell, así que se desnvuelve sin problemas. Quien lo juzgue por su tamaño, se llevará una grata sorpresa, ya que es pequeño, pero potente; un auténtico peso pluma.

La pega, si hay que poner una, es que el teclado es práctico, pero el trackpad es bastante molesto. Windows 8 es un sistema operativo táctil, pero todavía somos muchos los que preferimos una interacción tradicional y este accesorio no ayuda. En cualquier caso, también cuenta con un bolígrafo capacitivo con el que realizar funciones adicionales.

Sony Vaio Tap

A primera vista tiene muy buena pinta, aunque es necesario realizar un análisis en profundidad para estar seguros. Sin embargo, la mezcla de su tamaño, su potencia y su peso hacen que sea uno de los primeros híbridos reales entre portátil y tablet. Hasta ahora lo común era encontrar apuestas o poco potentes o demasiado voluminosas. Sony Vaio Tap tiene lo mejor de cada mundo en un cuerpo elegante y agradable a la vista.