Acabamos de asistir a la presentación del Samsung Galaxy Gear y al mismo tiempo Qualcomm ha presentado su reloj electrónico. Su modelo se llama Qualcomm Toq y parece el hermano opuesto. Las diferencias son notables y la más significante de ellas es la pantalla, la cual es de tinta electrónica.

Qualcomm TOQ

Si has leído tinta electrónica y te imaginas una imagen en blanco y negro no podías estar más equivocado. El Toq incorpora una pantalla de 1.5 pulgadas Mirasol, una tinta electrónica que se tenía que usar para lectores electrónicos en color. Su pantalla es capacitiva y tiene un enfoque muy minimalista, más si lo comparamos con el reloj de Samsung. Aquí la idea no es la de poder hablar o hacer múltiples cosas como con el Gear. Aquí lo que se trata es de tener un Pebble vitaminado.

Contamos con un acelerómetro pero no tendremos ni micros, ni altavoces, ni wifi ni nada que nos permita hacer acciones de smartphone. Se conecta mediante Bluetooth y podría parecer bastante escaso en funcionalidades pero lo positivo es que su batería dura 2 días. No es como los 5 o 6 días del Pebble pero recordemos que aquí tenemos una pantalla a todo color.

Para cargarlo lo tendremos que poner en una base que lo hará de manera inalámbrica mediante una tecnología propietaria llamada WiPower. Toda la conectividad se hará en los teléfonos compatibles (Android 4.0.3 o superior) mediante una aplicación con la que controlaremos las notificaciones que enviamos al reloj. No hay más opciones que las de ver notificaciones.

Si hablamos del diseño externo vemos que el reloj es bastante parecido a un reloj normal. La batería se sitúa en el cierre con lo que la correa tendrá conexiones internas. Por ahora no hay noticias sobre la fecha de lanzamiento o el precio pero la idea de Qualcomm es fabricarlo para demostrar lo que es posible hacer con un dispositivo así y si hay interés, fabricarlo en mayores cantidades.