Los atajos de teclado son una herramienta imprescindible para utilizar cualquier programa de forma más rápida y cómoda. Permiten acceder a todo tipo de funciones con tan solo pulsar una tecla o una combinación de estas, en lugar de tener que recorrer diversos menú con el ratón, por lo que en el caso de programas como Photoshop pasan de ser algo útil a convertirse en algo básico. Aquí encontrarás algunos de los mejores atajos de teclado de Photoshop con los que ganar preciosos segundos al retocar tus fotografías. Y si tienes un Mac, no te preocupes, todos estos atajos funcionan en tu sistema operativo; simplemente tienes que pulsar la tecla Comando en lugar de Control.

Atajos de teclado

  • Aunque sea muy evidente, lo mejor es empezar por el principio: Ctrl + N crea un nuevo documento y Ctrl + O permite abrir un archivo del ordenador. Una vez hecho esto, se pueden crear capas con tan solo pulsar Ctrl + Shift + N y éstas se podrán combinar (hacia abajo desde la que esté activa) con Ctrl + E o duplicar con Ctrl + J. Para cambiar de posición una capa, Ctrl + Shift + + (hacia arriba) o Ctrl + Shift + – (hacia abajo). Si tenemos abiertos varios documentos nos podemos mover entre ellos con Ctrl + Tab (de izquierda a derecha) y Ctrl + Shift + Tab (de derecha a izquierda).

  • ¿Te has equivocado? No te preocupes, puedes Deshacer la última acción con el consabido Ctrl + Z. Eso sí, la opción de deshacer se convierte en Rehacer después de corregir el último paso. Este atajo de teclado de Photoshop es muy práctico si se quiere ver la diferencia antes y después de realizar un cambio, pero si se quiere volver a un punto anterior del proyecto se puede hacer con Ctrl + Alt + Z. Para recorrer el camino contrario, Ctrl + Shift + Z.

  • Además, por supuesto, encontramos los controles que ya se pueden considerar estandarizados para copiar (Ctrl + C), cortar (Ctrl + X) y pegar (Ctrl + V) selecciones en una nueva capa. Para realizar estas selecciones se pueden usar herramientas como la varita mágica (W), el lazo (L), el marco (M) o el recorte (c) o se puede escoger sencillamente todos los elementos que haya en la capa con Ctrl + A o hacer una selección inversa con Ctrl + Shift + I. Para deseleccionar, Ctrl + D y si lo que queremos seleccionar es un color, utilizaremos el cuentagotas (I).

  • Para trabajar con comodidad en un proyecto de Photoshop es vital que podamos ver con detalle lo que queremos. Para lograrlo hay varias opciones, en función de lo que queramos: usar la herramienta de zoom (Z) o directamente aumentar o reducir la vista de forma manual (Ctrl + + o Ctrl + –). También es posible encajar el documento en la pantalla (Ctrl + 0) o ver su tamaño real (Ctrl + Alt + 0). Las reglas, imprescindibles compañeras para lograr la más absoluta precisión, se activan y desactivan con Ctrl + R.

  • Prácticamente todas las herramientas tienen su propio atajo de teclado en Photoshop. Ya hemos visto cómo activar las de selección, pero hay muchas más. Por ejemplo, para mover un objeto, usaremos V (aunque si lo que queremos es hacer una transformación libre tendremos que usar Ctrl + T). Pincel corrector (J), pincel normal y lápiz (B), tampón de clonar (S), pincel de historia (Y), borrador (E), degradado y bote de pintura (G), sobreexponer, subexponer y esponja (O) y la herramienta de texto (T), también están a una tecla de distancia.

  • El color seleccionado por defecto es el negro, con el blanco de fondo. Para alternar entre ambos simplemente hay que pulsar X, mientras que si lo que queremos es volver a ellos después de haber usado otros tonos únicamente tendremos que pulsar D.

  • Si lo que buscas son ajustes más complejos, Photoshop es tu programa. Eso sí, sólo algunas tienen su atajo de teclado. Niveles (Ctrl + L), curvas (Ctrl + M) o tono/saturación (Ctrl + U) están entre las elegidas. También puedes pasar rápidamente la imagen a blanco y negro (Ctrl + Shift + Alt + B), licuar (Ctrl + Shift + X) o repetir el último filtro aplicado (Ctrl + F).

  • ¿Ya está todo terminado? ¿Seguro que no tienes que cambiar el tamaño del lienzo (Ctrl + Alt + Q)? Bien, entonces guarda el proyecto (Ctrl + S), sálvalo como un archivo nuevo (Ctrl + Shift + S) o guárdalo para web (Ctrl + Shift + Alt + S, que suena más complicado de lo que es una vez que te acostumbras). Después, cierra el documento (Ctrl + W) o directamente ciérralo todo (Ctrl + Alt + W).