Apple ha mejorado notablemente la cámara del iPhone 5S , que mantiene los 8MPX, pero ahora tiene una apertura de f2.2 para dejar entrar más luz y un sensor un 15% más grande, lo que le permite tomar imágenes más nítidas en con la misma resolución a una velocidad de diez fotogramas por segundo.

La nueva cámara del iPhone 5s permite tomar hasta 15 fotografías seguidas en modo automático para que el solo elija la mejor y no perdernos ningún detalle, lo que supone que la posibilidad de encontrarnos con una imagen trepidada son menores. Otro de los detalles espectaculares es que sus píxeles son de 1,5 μ, es decir, un 33% más luminosos que los de la generación anterior pero en una cámara que ofrece la misma resolución, lo que se traduce en imágenes más luminosas en ocasiones con luz insuficiente.

El nuevo iPhones 5s también incorpora un nuevo doble Flash Led que permite aumentar la nitidez de las imágenes tomadas con el terminal en situaciones de poca luz que Apple ha denominado Tono verdadero y que se compone de dos LEDs, uno blanco y uno de color ámbar que el iPhone 5S utiliza en conjunción con algoritmos de software para evaluar la temperatura de color de la escena con el porcentaje correcto y la intensidad de la luz blanca y la luz ámbar que necesita en cada momento con más de 1.000 combinaciones únicas. Con la nueva cámara del iPhone 5S podremos tomar imágenes sin preocuparnos por el balance de blancos o la temperatura del color, siempre saldrán perfectas.

Además, el chip A7 que monta el iPhone 5s incluye un nuevo procesador de señal de imagen integrado con el hardware y el software de la cámara iSight, permite el enfoque automático y la toma de fotografías en la mitad de tiempo respecto la versión anterior que unido a la nueva estabilización de imagen, hacen de la cámara el mejor reclamo del terminal.

Sin duda, la nueva cámara del iPhone 5s supone el mayor avance en la toma de fotografías desde el lanzamiento del primer iPhone.