Nero ha presentado la nueva versión de su suite, Nero 2014, que se pondrá a la venta el 18 de septiembre. Sin embargo, ya hemos podido probar el programa, por lo que podemos compartir con vosotros nuestras primeras impresiones de Nero 2014, que cada vez se aleja más de la grabación (aunque sin abandonarla) para ofrecer funciones de edición, conversión y streaming.

Nero 2014

Algunas de estas opciones ya estaban disponibles en Nero 12 (curiosamente, se ha abandonado la sucesión numérica y se ha comenzado a utilizar el año para saltar el número 13), pero en esta nueva edición han sido mejoradas, tanto a nivel de diseño como de rendimiento. Y, por supuesto, conserva la herramienta por la que es conocido: la grabación en formato físico, que curiosamente apenas ha cambiado en esta nueva edición. Pero es que los tiempos cambian y comienza a ser algo muy secundario, así que Nero 2014 debía ofrecer mucho más. Lo hace.

Otra de las diferencias respecto a su predecesor es que, aunque no se reduce el número de funciones, sí hay menos aplicaciones. La simplicidad y la usabilidad son dos de las claves de la nueva versión, y se nota desde el menú de inicio. En este menú se presentan todos los programas en un diseño que parece adaptado a Windows 8, con iconos en forma de tiles. Además, se ha añadido un pequeño campo con información sobre las funciones. Visualmente no es muy atractivo, pero resulta muy útil, sobre todo al principio.

Nero 2014

¿Y qué hay de estas funciones? Pues van desde enviar contenido a otros dispositivos para que se reproduzca en streaming a codificar vídeos para hacer que puedan ser reproducidos en «virtualmente» cualquier terminal, según explicó la compañía en la presentación de Nero 2014. El codificador es capaz de reconocer cualquier formato, incluso cuando no puede reproducirlo, y convertirlo en aquel que solicite el usuario.

Por si fuera poco, no requiere muchos conocimientos, ya que desde el menú de Nero Recode se puede elegir el equipo en el que se quiere utilizar, con una lista en la que aparecen, por ejemplo, los smartphones, tablets y consolas más comunes. Esta interoperabilidad entre sistemas, formatos y dispositivos es otra de las claves (la compañía hizo hincapié en esto) y también se manifiesta en los servicios de streaming, aunque la utilidad de estos es algo menor. En cualquier caso, también es posible girar el vídeo para corregir posibles errores en la grabación. La transformación en sí es bastante rápida y en las pruebas realizadas por Bitelia para estas primeras impresiones de Nero 2014 logró que un vídeo de 350 MB fuese compatible con Nexus 4 en apenas 5 minutos.

Otra de las aplicaciones más prácticas es la edición de vídeo que posibilita Nero Video. Obviamente, no se trata de un editor profesional, pero sí permite crear composiciones y presentaciones interesantes. Por ejemplo, si se incluye una canción, el programa detecta automáticamente el ritmo de la misma y muestra marcadores para poder insertar imágenes de forma que se sincronicen con la música. Sencillo, efectivo y efectista.

Nero 2014

Nero 2014 se pondrá a la venta el 18 de septiembre, tanto en la web de Nero como en algunos establecimientos físicos. Habrá dos versiones de la suite, la estándar, que costará 79,99 euros, y la versión premium, que incluye funciones adicionales como la reproducción de Blu-ray y Blu-ray 3D y más contenido para la edición de vídeo y que costará 99,99 euros.