Hightrack ya está disponible para iPhone. Esta interesantísima herramienta de productividad online de la que hablamos hace unos meses en Bitelia con motivo de su inminente lanzamiento, ya ofrece una versión para mejorar tu productividad desde iOS, eliminando así las barreras de movilidad de la versión web. Ya te hemos hablado de aplicaciones similares, con una versión online para gestionar tus tareas desde el navegador y versiones móviles, como IQTELL o la archiconocida Evernote. Así pues, ¿qué hace a Hightrack diferente de las demás herramientas de productividad y en qué se diferencia de su hermana mayor en la web?

mejorar tu productividad

Para empezar, hay que destacar que Hightrack para iPhone tenga un diseño adaptado al tamaño de pantalla y al funcionamiento de los dispositivos iPhone. En este sentido, la aplicación ha incluido elementos que te sonarán de herramientas como Clear o Mailbox, en especial el estilo minimalista y el método usado para gestionar las tareas y editarlas, con gestos y movimientos rápidos de aprender y muy prácticos. Como ocurre en aplicaciones similares, usando la cuenta de usuario de Hightrack tendrás acceso a tus datos tanto en la versión web como en iPhone, sincronizándose de manera automática mientras lo usas.

mejorar tu productividad

Como viene siendo habitual en este tipo de aplicaciones, al abrir por primera vez Hightrack para iPhone, verás un pequeño tutorial con lo más destacado que puedes hacer con esta herramienta. Puedes saltártelo o echarle un vistazo. La primera pantalla que se muestra en las sucesivas ocasiones que abras Hightrack es la pantalla de “Hoy”: ahí aparecen las tareas y eventos que hay que realizar o que has creado ese día sin fecha de finalización. Si pulsas en la esquina superior izquierda de la pantalla, tendrás acceso, tendrás acceso a las diferentes secciones de Hightrack: Hoy, Próximo, Calendario, Bandeja Entrada y las listas que hayas creado y que te serán de utilidad para clasificar tus tareas en contextos o proyectos separados.

mejorar tu productividad

Añadir una nueva tarea o evento es tan simple como empezar a escribir en el campo “Añade Tu Tarea” o hacer clic en el símbolo + del Calendario para añadir un nuevo evento. Cada nueva tarea muestra una serie de campos para contextualizarla, así te será más fácil saber cuándo realizarla y en qué ámbito. Por ejemplo, tienes espacio para una corta frase a modo de resumen, un campo más amplio para indicar información relevante relacionada a modo de descripción, una fecha opcional de vencimiento y campos para añadir la tarea a una lista, configurar etiquetas, indicar una fecha de inicio, repetirla en caso que sea una tarea habitual que se repite en el tiempo, y los dos elementos que me llamaron la atención en la versión web de Hightrack y que encuentro un gran acierto: el nivel de energía y tiempo requeridos para realizar esa tarea. Para terminar, también puedes marcar la tarea como favorita para que destaque por encima de las demás.

mejorar tu productividad

¿Cómo lidiar con las tareas? Como he comentado antes, Hightrack tiene semejanzas con el cliente de correo electrónico Mailbox, y es que para marcar una tarea como finalizada, basta con deslizar el dedo encima de la tarea hacia la izquierda. Y si lo haces en sentido contrario, tendrás acceso a opciones de configuración muy similares a Mailbox: enviar la tarea a otra semana, a mañana o a hoy, repetirla más veces, marcarla como favorita, destacar su vencimiento, borrarlas, moverla o editarla. Por otro lado, haciendo clic en el botón “Editar” de la esquina superior derecha, podrás gestionar dos o más tareas a la vez marcándolas para marcarlas como completadas, moverlas o borrarlas.

mejorar tu productividad

En el caso de los eventos, Hightrack permite indicar la fecha exacta (día, mes, hora de inicio y fin), configurar una alarma que te avise, una breve descripción y el calendario al que añadirlo, en caso de que configures varios para diferentes contextos, como ocurre con las listas en el apartado de tareas. También podrás indicar etiquetas, configurar la repetición del evento e indicar el lugar donde ocurrirá.

Llama la atención que no se haya incluido el apartado “Tracks“, que sí está en la versión web de Hightrack. Una buena razón es el reducido tamaño de la pantalla de iPhone, por lo que no estaría de más incluir esta función en la futura versión para iPad. Como aspecto positivo, también destaca que no haya opciones de configuración, algo que no se echa en falta por lo fácil que es usar la aplicación.

Tras probar en su día Hightrack en su versión para navegadores y ahora la versión para iPhone, he de decir, en el buen sentido, que parecen dos herramientas distintas. Obviamente, el navegador y iPhone son dos contextos diferentes, por lo que una misma herramienta tiene que ser distinta para ser útil en los dos ámbitos. En este sentido, Hightrack para iPhone ha conseguido su propósito, ya que puedes usarla de manera independiente para mejorar tu productividad sin necesidad de acudir a la versión web.