Cuando empezó el evento de hoy, Apple comenzó a hablar del iPhone diciendo que nos habían acostumbrado a mantener el iPhone anterior a cada presentación como opción algo más asequible que el nuevo. Ocurrió con el 4 y con el 4S. Esta vez tocaba hacer desaparecer al iPhone 4S con más razón que nunca: la carencia de una pantalla de 4 pulgadas y el conector Lightning eran motivos para que Apple huyese de la fragmentación. La teoría decía que los tres iPhone que Apple mantiene serían el 5s como gama alta, el 5 como opción algo más asequible, y el 5c por debajo, para ocupar el lugar que le correspondería ahora al 4S de no haber modificado Apple sus planes.

Precios del 5c y mantener el 4S: no sensePrimera sorpresa: “el iPhone 5 será descatalogado hoy”. Ok, Apple deja entonces únicamente dos terminales, pensamos. iPhone 5s y iPhone 5c, simplificando aún más su catálogo. Luego vino la gran sorpresa: iPhone 4S continúa a la venta. Incomprensible. Apple elimina al que todavía podía seguir siendo un excelente terminal a un precio más moderado, ahora que ya está amortizado, y deja a un terminal con una pantalla y un conector obsoletos.

Si a eso le sumamos el precio nada contenido del iPhone 5c, pese a tener una carcasa de policarbonato, vemos que Apple ha hecho algo incomprensible. La suma de 5s + 5 + 5c, ordenados de mayor a menor, era la suma perfecta. Hacer desaparecer al 5 poniendo en su lugar al 5c y mantiendo el 4S es una jugada incomprensible. Con los precios fijados, más todavía. Sabíamos que Apple no sucumbiría al low-cost usual. Igual que un Serie 1 de BMW o un clase A de Mercedes son más asequibles que sus hermanos mayores, pero en absoluto low-cost, no esperábamos que Apple renunciase a su papel para lanzar un terminal de 300 dólares. Pero 549 dólares / 599 euros como precio base del 5c, es demasiado por un smartphone cuyas especificaciones son las del iPhone que hace un año se vendía por 70 dólares / euros más, y con una carcasa de policarbonato, que debería hacerlo más asequible. El iPhone 5c y el iPhone 5s convencen. Pero la sorprendente estrategia actual de Apple con esos precios y manteniendo el 4S matando al 5, no.