En el pasado CES 2013 de Las Vegas, Samsung introdujo su SoC Samsung Exynos 5 Octa, convirtiéndose en el primer SoC para móviles con una CPU de ocho núcleos. Este procesador, más tarde, sería incorporado en dispositivos como el Samsung Galaxy S4 y, fue en ese momento, cuando nos dimos cuenta de que la CPU de ocho núcleos era un tanto falsa, pues, en realidad, esos ocho núcleos nunca trabajan simultáneamente, lo que hace que su funcionamiento se asemeje más al de dos CPUs de cuatro núcleos que trabajan de forma independiente y alterna. Sin embargo, esta semana, la compañía asiática ha presentado el Exynos 5 Octa HMP (Heterogeneous Multi-Processing), que permite que estos ocho núcleos trabajen al mismo tiempo sin ningún tipo de problemas, exprimiendo al 100% la potencia de este SoC.

Antes de entrar en el funcionamiento del Exynos 5 Octa HMP, debemos de explicar una serie de conceptos, como por ejemplo qué es un SoC, qué es la CPU y qué es la GPU, tres componentes relacionados pero diferentes y que debemos de comprender para explicar cómo es el Exynos 5 Octa HMP.

  • SoC: Significa ‘System on Chip’, y es un chipset que incorpora diferentes componentes en su interior. En la telefonía móvil, los SoCs suelen incorporar la CPU, la GPU y, normalmente, los modems de conectividad. Es decir, el SoC es un chip que une en una misma pieza tanto la CPU como la GPU y los modems de conectividad.
  • CPU: Como ya sabréis, es la unidad de procesado. Habitualmente se suele confundir con el SoC en el mundo de la telefonía móvil, llamando CPU al chipset al completo.
  • GPU: Es la unidad de procesado gráfico. También va incluida en el SoC, aunque es de la pieza de la que menos se suele hablar.

Así pues, el Exynos 5 Octa HMP es el SoC y en su interior cuenta con una CPU de cuatro núcleos ARM Cortex A-15 y otros cuatro núcleos ARM Cortex A-7. Con esto llegamos a otro concepto que debemos de entender y que caracteriza al Exynos 5 Octa HMP: la arquitectura big.LITTLE. Dicha arquitectura consiste, básicamente, en incorporar cuatro núcleos Cortex A-15 (que es la revisión más reciente) y otros cuatro núcleos Cortex A-7 (una revisión más antigua). La característica de los núcleos Cortex A-15 es que son capaces de otorgar mucha más potencia que los Cortex A-7, pero, como desventaja, consumen más energía. Es aquí donde entran en juego los Cortex A-7, los cuales ofrecen menos potencia pero son más eficientes energéticamente. Por lo tanto, si se combinan ambos conjuntos, se puede lograr un excelente equilibrio entre potencia y consumo energético, siendo esta la principal característica de la CPU del Exynos 5 Octa HMP.

El problema que existía con el Exynos 5 Octa original es que ambos conjuntos (los Cortex-A15 y los Cortex-A7) no podían trabajar al mismo tiempo. Es decir, o bien trabajan los Cortex A-15 o bien lo hacen los Cortex-A7, lo que impedía que los ocho núcleos trabajasen al mismo tiempo y, por lo tanto, se pudiera extraer el máximo de esta CPU. Es aquí donde el Exynos 5 Octa HMP mejora a su predecesor, ofreciendo la posibilidad de que puedan trabajar ambos grupos de núcleos simultáneamente, tal y como se pueden ver en los videos. De esta forma se obtendrá siempre la mayor eficiencia energética posible y la potencia máxima que podrá otorgar este SoC será mayor.

La pregunta que nos surge con este anuncio es si el actual Exynos 5 Octa del Samsung Galaxy S4 (la versión internacional) podrá convertirse en un Exynos 5 Octa HMP. En teoría, con una actualización de software, se podría activar este sistema, pero desconocemos si el Samsung Galaxy S4 estará preparado para otros aspectos como la regulación de la temperatura (ocho núcleos trabajando generan más calor que cuatro). Así pues, quedamos a la espera de que Samsung confirme o desmienta la llegada de este sistema a los dispositivos actuales y, en caso de que sea imposible llevarlo al Galaxy S4, cuál será el primer smartphone o tablet en incorporarlo.