Justo cuando todavía no hemos acabado de despejarnos de la resaca del evento del día 10 de septiembre, donde se presentaron el nuevo iPhone 5c y el iPhone 5s junto con la confirmación por parte de la compañía de la fecha de lanzamiento final de iOS 7, parece que ahora le toca el turno al resto de los equipos. De esta forma, Apple estaría preparando un evento para el 15 de octubre donde se darían a conocer los nuevos iPads y la nueva generación de Macs con los procesadores Intel Haswell.

Una vez confirmado que la compañía no tenia intenciones de presentar los nuevos iPad la semana pasada y sin una palabra sobre el lanzamiento de OS X Mavericks, todo apunta a que Apple está reservando toda la munición para el último trimestre del año. ¿Y qué falta? Pues a voz de pronto tanto el iPad como la mayoría de los Mac, a excepción del Macbook Air, hace casi un año que no se renuevan, eso sin contar otros accesorios como el Apple TV o AirPort Express de los que las únicas noticias que tenemos son algunos rumores que circulan por la red.

Apple ha centrado sus esfuerzos en iOS 7 Por tanto, y echando la vista atrás hasta octubre del 2007, el año de lanzamiento de OS X Leopard, existen todas las papeletas para que Apple realice un evento para el 15 de octubre centrado en los Mac, donde OS X y la puesta a punto de su gama de ordenadores sean el eje central de dicho evento. Pero a diferencia de otros años y por la disyuntiva de no tener nuevo iPads durante todo lo que llevamos de 2013, es con toda seguridad que sean otro de los ejes del evento, por lo que se espera que estos últimos meses del año sean bastante movidos en lo que a nuevos productos y novedades se refiere.

Además de los nuevos iPads, la renovación de la línea de Macs y OS X Mavericks, y una vez vistas las intenciones de Apple de hacer gratuita la suite de iWork para iOS, no conocemos ningún plan de la compañía para su hermana mayor de OS X, por lo que también podríamos ver novedades sobre iWork e iLife en este evento de octubre.

De momento, todo son conjeturas, pero está claro que la Apple necesita poner nuevos productos en el mercado después de un año de sequía que desde hace tiempo no habíamos visto en la compañía.