Mi relación con Android es un tanto tormentosa y pasional, una relación de amor/odio: por una parte, sólo encuentro fallos y carencias al sistema operativo de Google; por otra, no me puedo imaginar dando el salto a otro sistema operativo móvil. Desde luego, uno de los principales problema de la plataforma es su fragmentación y cómo las empresas intentan distinguirse unas a otras mediante su propia capa de personalización en Android. ¿Representa esto un problema? A mi parecer sí.

Recientemente he guardado mi Nexus 4 en su caja y lo he sustituido por un Sony Xperia Z1. El terminal de Sony le hace compañía en mi bolsillo a un HTC Desire 500 que ahora mismo utilizo como segundo teléfono. Ambos, en sus respectivas gamas, son terminales muy buenos. El Sony Xperia Z1, un teléfono potentísimo con algunos extras como la resistencia al agua y el HTC Desire 500 un smartphone muy equilibrado para la gama media. Pero también ambos tienen una flaqueza en común: la capa de personalización en Android de su respectivo fabricante. Un lastre que para servidor, un amante de la experiencia que ofrece un Android puro, dinamita la experiencia con ambos terminales.

Vaya por delante que estoy hablando de las dos mejores capas de personalización del mercado. No estoy hablando de capas feas y obsoletas como la de LG o de capas poco optimizadas y en las que el diseño y el buen hacer no se han tenido en cuenta, como la de Samsung. No, estoy hablando de HTC Sense, considerada la mejor capa de personalización en Android del mercado y la capa de Sony, la segunda mejor. Aún así, nada como la experiencia Android que ofrece un terminal Nexus. Aquí van mis motivos.

Tardamos más en recibir actualizaciones

capa de personalización en android

No quiero esperar más para tener la nueva versión del sistema operativo sólo porque hay que readaptaro a la capa de personalización en Android. Las capas de personalización ralentizan el proceso de actualización de los positivos, incidiendo directamente en la experiencia del usuario. ¿Para qué? Pues para que tu móvil se distinga de los demás en los colores y degradados, para incluir cuatro aplicaciones que ya tienen una versión análoga en la Play Store y para reforzar su propia marca.

Son feas

Google ha hecho un gran trabajo con su IUIncluso la capa de personalización en Android de HTC no está a la altura de la experiencia pura que ofrece Google. Más cargada, se puede personalizar menos y con degradados, sencillamente no está a la altura del enorme trabajo que ha hecho Google con la versión incluida en los terminales Nexus. Y si la de HTC es la mejor ni hablamos de las de algunas compañías como Huawei o LG. No hay por dónde cogerlas.

Son pesadas

capa de personalización en android

El HTC Wildfire 500 tiene una memoria interna de 4 GB de memoria, no es para echar cohetes. Si vas a vender un terminal tan limitado en almacenamiento, no incluyas una pesada capa. Al final, el usuario tiene poco más del 40% de la memoria interna para instalar sus propias aplicaciones. Y obviamente, parte de ese 60% que no podemos utilizar lo ocupa la capa de personalización en Android.

Imponen aplicaciones

Siempre hay una versión mejor en la Play Store Sí, Blinkfeed está muy bien, pero es que a mí me gusta Flipboard. Lo mismo sucede con el modo STAMINA de Sony, siempre he preferido Battery Guru de Qualcomm. En cambio, si instalo estas otras aplicaciones, no podré borrar las nativas. De hecho, Blinkfeed no se puede ni siquiera desactivar. Todo terminal que lleve una capa de personalización en Android está más limitado que uno que lleve la versión nativa de Google. Y seamos francos, ¿realmente alguna capa de personalización trae novedades irresistibles que no pueden ser encontradas en la Play Store?

Son lentas

capa de personalizacion en android

Evidentemente, en un Sony Xperia Z1 nada puede ir lento. Con un procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,2 GHz no hay nada que este terminal no mueva. Pero aún así, la experiencia que da el sistema es muy similar a la que ofrece el Nexus 4. La capa de personalización en Android ralentiza el sistema de manera notable. La prueba más evidente es el Samsung Galaxy S4, un terminal que es pura potencia y que en cambio, en ocasiones tiene framedrops en Google Maps o incluso transiciones escaladas. Muy absurdo.

Algunas empresas chinas dejan que el usuario elija la ROM preinstaladaUtilizar tu propia capa de personalización en Android es normal, de alguna manera debes distinguirte del resto de competidores. Pero creo que, definitivamente, el principal perjudicado en este movimiento de marketing -al fin y al cabo es lo que es- es el usuario. ¿Les funcionará para siempre? Muchas compañías chinas pretenden llegar a Europa y Estados Unidos con precios de lo más atractivos y con un factor de diferenciación determinante: el comprador elige la ROM que viene preinstalada en su terminal Compañías como Oppo y Xiaomi ya ofrecen este tipo de servicios (pudiendo elegir ROMs tan populares como Paranoid Android o CyanogenMod) y francamente para mí este punto es un veradero plus a la hora de comprar un teléfono. Porque al fin y al cabo, nuestro smartphone es lo que vemos en la pantalla.