Canary es un dispositivo salido de Indiegogo que proporciona a sus usuarios una forma de controlar su casa desde cualquier lugar del mundo por muy poco dinero. O, mejor dicho, proporcionará, ya que en principio no estará disponible hasta julio de 2014 (mayo en el caso de quienes financiaron el proyecto), aunque ya se puede reservar en su página web. Es decir, justo a tiempo para las vacaciones de verano del año que viene.

Canary

Cuando llegue esta fecha, Canary no sustituirá a un sistema de alarma tradicional, pero se quedará bastante cerca y será mucho más barato. Una unidad sirve para controlar una casa de hasta 3 habitaciones y cuesta 199 dólares (sin contar los gastos de envío, eso sí). La aplicación es gratuita y el servicio también, aunque en el futuro habrá planes de pago que, por ejemplo, almacenarán la información durante más tiempo.

Es más, en algunos aspectos estará muy por delante de otros sistemas (al menos sobre el papel), ya que ofrece funciones adicionales. No hay que dejarse llevar por los vídeos promocionales, porque todas las campañas son atractivas en apariencia, pero este proyecto tiene algo que da esperanzas: es simple. Y lo sencillo funciona. Por supuesto, el hecho de ser muy barato y de ofrecer una alternativa económica en el proceso de ‘digitalización’ del hogar, también ayuda. La domótica, nos guste o no, todavía está lejos del usuario medio, pues es demasiado cara. Las casas no son inteligentes, pero se puede conseguir que lo sean poco a poco gracias a estos dispositivos; mucho más, desde luego, que con neveras con pantallas o con lámparas que se encienden desde una tablet.

La propuesta no tiene misterio: un dispositivo con todo tipo de sensores al que se puede acceder en cualquier momento desde una aplicación gratuita. Canary mide la temperatura, la humedad y la calidad del aire. Además, tiene cámara HD, micrófono, visión nocturna, acelerómetro y sensor de movimiento. Por poder, hasta puede hacer sonar una alarma (aunque no alertará a los servicios de emergencia). Si pierde la conexión a Internet o es desconectado notificará al usuario, que podrá ver en vídeo los momentos previos a la desconexión para comprobar que no ocurre nada extraño.

Canary

Cuando ocurre algo raro, la aplicación envía una notificación al usuario, que podrá ver lo que ocurre en su casa. Por si fuera poco, Canary ‘aprende’ con el tiempo, así que las notificaciones cada vez son más inteligentes. Sus creadores recuerdan que los sistemas de seguridad tradicionales emiten alertas falsas en un 99% de las ocasiones y, aunque la estadística parece algo exagerada, en su caso esto no ocurrirá, pues es el usuario quien decide si hay que avisar a las autoridades.

No obstante, no es necesario que pase algo para controlar el hogar, y esto permite que Canary sirva, por ejemplo, para vigilar a niños o mascotas desde otra habitación. Se puede configurar la aplicación en varios dispositivos (iOS y Android, además de una versión web de la app), así que la seguridad no tiene que ‘recaer’ exclusivamente en una persona. Cuando alguno de estos teléfonos entre en casa, el sistema de seguridad se desactivará automáticamente.