El hipertexto y las pestañas del navegador nos dan acceso a varias páginas relacionadas a la vez. Mientras lees un artículo es fácil que vayas de una dirección a otra desde ese mismo artículo, descubriendo nuevos temas e información complementaria. Sin embargo, tal es la cantidad de vueltas que podemos dar que es muy fácil perderse entre tantos datos y perder el propósito de nuestra visita a una página en particular. Por suerte, surgen ayudas integradas en el navegador que nos permiten centrarnos mejor y resolver dudas u obtener información adicional sin salir de la página en la que estamos. Uno de estos ejemplos es Curiyo, una extensión para el navegador que ofrece ayuda contextual de múltiples fuentes e información adicional de un tema sobre el que estamos leyendo en ese momento, todo desde una ventana flotante.

ayuda contextual

Curiyo es compatible con los principales navegadores: Google Chrome, Firefox, Internet Explorer y Safari. En el caso de Opera, seguramente puedas arreglarlo con este truco. ¿Cuál es propósito de Curiyo? Básicamente ofrecerte ayuda contextual mientras navegas por una página sin necesidad de abandonarla. Esto es algo que puedes hacer simplemente abriendo una nueva pestaña, pero con Curiyo no perderás de vista la página original en la que te ha surgido la duda. Además, tienes la ventaja de recibir datos de varias fuentes: Who2, Wikipedia, Google Translate, Twitter, Google Images, YouTube, Google News, IMDb, Wolfram Alpha, Google…

Tras instalar Curiyo como cualquier otra extensión, podrás empezar a usarlo sin tener que configurar nada. El proceso es muy simple y original: cuando encuentras una palabra o concepto que quieres consultar con Curiyo, haces clic con el botón izquierdo del ratón y lo mantenienes pulsado hasta que una pequeña barra de progreso se llene del todo. Al instante aparecerá una ventana flotante con el resultado de la búsqueda en todas las fuentes que ofrece Curiyo. Como podrás comprobar, la información es accesible cómodamente. No puedes redimensionar la ventana flotante, pero tampoco lo necesitas pues dispones de barra de desplazamiento.

ayuda contextual

Entre las ventajas de Curiyo, además de las ya mencionadas, está la posibilidad de hacer clic en los enlaces de la información mostrada. Por ejemplo, en Wikipedia puedes navegar entre artículos dentro de la ventana flotante e incluso realizar una nueva búsqueda desde el icono en forma de lupa. Por otro lado, al lado de la lupa tienes un botón desde el que compartir los resultados de tu búsqueda a través de Facebook, Google+, Twitter y por correo electrónico.

Tras probar todas las opciones de Curiyo he podido comprobar que resulta muy práctico, a pesar del reto que supone organizar tantas fuentes de información en el poco espacio de la ventana flotante de Curiyo. Sin embargo, el resultado es muy interesante y útil. Echo en falta algunas fuentes, como el Diccionario de la RAE, pero las que incluye por defecto son más que suficientes para resolver cualquier duda que tengas mientras navegas por la red. Además, la posibilidad de compartir el resultado de una búsqueda te evita abrir la página de Facebook o Twitter para pegar el enlace.