El portapapeles de Windows es uno de los programas más utilizados diaramente y que más pasa desapercibido, seguramente porque funciona en segundo plano y sin que nos demos cuenta. Básicamente la función del portapapeles es guardar fragmentos de texto o archivos que copiamos en cualquier programa de Windows para pegarlo en otro programa. Aunque la importancia del portapapeles de Windows es incuestionable, sí lo es su excesiva sencillez, careciendo de funciones avanzadas o de una interfaz que sea fácil de acceder. Para solucionar estas carencias, hay disponibles una gran cantidad de programas que sirven como alternativas al portapapeles de Windows. Veamos los más importantes.

portapapeles de Windows

La principal ventaja de usar estas alternativas al portapapeles de Windows es que muestran una lista de todo cuanto hayas copiado al portapapeles, eliminando así la limitación de un fragmento. Por otro lado, la mayoría se integran en la bandeja del sistema para que accedas al portapapeles fácilmente. Los más completos muestran tanto texto como imágenes y otros archivos, y los hay que incluyen más funciones además del portapapeles, como captura de pantalla o bloc de notas.

  • ClipX: Empezamos por un historial que muestra los elementos copiados al portapapeles de Windows. En este caso, tendrás la posibilidad de copiar varios elementos y recuperarlos, incluyendo texto e imágenes. Es accesible desde la bandeja de sistema y puedes configurarlo para que guarde entre 4 y 1024 entradas. Por otro lado, cuenta con atajos de teclado para mostrar el historial y buscar en su contenido.

  • ClipTray: Parecido a ClipX, ClipTray permite ver una lista de elementos copiados previametne al portapapeles de Windows. Además, cuenta con otras funciones adicionales, como captura de pantalla. Entre otras cosas, puedes configurar el máximo de elementos a guardar y el tamaño del texto copiado, para no colapsar el portapapeles.

  • Clipjump: Con Clipjump podrás capturar cualquier fragmento de texto o archivo y acceder a ellos cómodamente desde un historial limitado únicamente por el tamaño del disco duro. Como en los casos anteriores, es accesible desde la bandeja de sistema. Además, tiene un práctico buscador para encontrar entre los muchos fragmentos que guardes.

  • Shapeshifter: Con un diseño muy moderno, práctico y atractivo visualmente, Shapeshifter te servirá como almacén donde acceder a fragmentos de texto, imágenes y otros archivos del portapapeles de Windows. Se integra muy bien con las versiones más recientes de Windows, mostrando miniaturas de las capturas desde la barra de tareas.

  • ClipCube: La función principal de este programa es servir de bloc de notas, pero también cuenta con funciones de portapapeles de Windows. Integra un buscador, categorías o etiquetas para clasificar las notas, y se integra en la bandeja de sistema para acceder a él fácilmente.

  • ArsClip: Con un aspecto más sobrio que los dos portapapeles anteriores, ArsClip te permite guardar hasta 15 fragmentos de texto u otro contenido copiado para que pegues en cualquier programa. Entre otras cosas, guarda los fragmentos permanentemente, tiene vista previa y permite editar el contenido importado.

  • ClipboardFusion: Si trabajas con texto formateado de diferentes aplicaciones, sabrás lo frustrante que es pegar un texto y que el formato se desbarajuste o se vea de forma incorrecta a como lo editaste en el original. Pensando en esto, ClipboardFusion sirve para quitar el formato de texto, incluyendo las etiquetas HTML. Por lo demás, también soporta imágenes y ofrece atajos de teclado para agilizar las tareas.

  • Clipboard Master: Para terminar, otro portapapeles de Windows todoterreno, compatible con texto, imágenes, archivos y carpetas. Integra buscador con filtros para facilitar la búsqueda de fragmentos copiados, ofrece también captura de pantalla, acorta los enlaces URL automáticamente para así compartirlos más fácilmente y permite crear varios portapapeles para organizar mejor los fragmentos copiados.