Ni Sony, ni HTC, ni Apple, ni Samsung, ni Nokia. Quien se ha adelantado a la carrera por la grabación de vídeo 4K ha sido Acer, la Cenicienta del mercado de smartphones a día de hoy. No estar lista para las fiestas de esmoquin de las grandes marcas no le ha impedido erigirse en pionera de algo. Concretamente, de la grabación de vídeo 4K, que no es poco. Y lo hace con el nuevo Acer Liquid S2. No es la primera incursión de Acer en el mercado de la telefonía móvil, aunque hasta ahora han estado en algunos portfolios sin relevancia alguna, con modelos como los Liquid E1 y Z2 presentados a principios de año. Ahora quieren fortalecer su presencia con terminales como el Acer Liquid S2, que trae las siguientes especificaciones:

  • Pantalla: IPS 6 pulgadas
  • Resolución: Full HD 1920 x 1080 píxeles (368 ppp)
  • Cámara: 13 megapíxeles, apertura f/2.2, vídeo 4K
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Batería: 3.300 mAh
  • Procesador: Snapdragon 800 quad-core a 2,2 GHz
  • Sistema operativo: Android 4.2.2 Jelly Bean

Un tamaño arriesgado para una marca con poca presenciaUna marca que trata de posicionar como sea en un mercado en el que no tiene relevancia alguna, lanzando como buque insignia un smartphone con pantalla de 6 pulgadas, cuyo impacto es grande pero cuyas ventas son (según las estimaciones) bastante moderadas. Cuanto menos, un tamaño muy arriesgado. Pero es con lo que ha llegado Acer a la fiesta pre-IFA 2013. Su grosor no es nada del otro mundo, pero queda bastante ajustado, sobre todo teniendo en cuenta el potencial de su cámara: 8.99 mílimetros. Por lo demás, el protagonismo del Acer Liquid S2 queda en su cámara con grabación de vídeo 4K. También trae conectividad 4G y NFC, así como una cámara frontal de 2 megapíxeles capaz de grabar vídeo a 1080p.