Hace apenas dos días, Microsoft lanzó la nueva versión de YouTube para Windows Phone, esta vez cumpliendo todas las condiciones de uso y siguiendo las directrices de Google, por lo que los usuarios de su plataforma ya podían disfrutar de los vídeos de YouTube sin necesidad de acceder al navegador. Pero sorprendentemente, la gran G ha vuelto a hacer de las suyas y ha bloqueado el acceso a YouTube desde dicha aplicación sin previo aviso.

Esta noticia ha cogido a todo el mundo por sorpresa, pues según habíamos podido conocer, esta versión YouTube para Windows Phone había sido desarrollada por Microsoft y Google al mismo tiempo, por lo que no debería de haber ningún problema si ambas compañías están involucradas en su desarrollo. Así pues, o bien es falso que ha sido desarrollada entre las dos compañías o, sencillamente, Google quiere perjudicar a Microsoft y Windows Phone tanto como pueda.

Personalmente, apostaría más por lo segundo, ya que no es la primera decisión que toma Google sobre sus productos y acaba perjudicando a Microsoft. Primero fue Google Maps versión web, que dejó de ser compatible con Internet Explorer, obligando a los usuarios de Windows Phone a recurrir a los Bing Maps u otras alternativas. A esto le siguió la eliminación de Exchange y otros protocolos de sincronización de correo, contactos y calendarios, algo que nuevamente perjudicó bastante a Windows Phone. Y ahora, tras obligar a Microsoft a eliminar la aplicación de YouTube del Marketplace hace varios meses, bloquean esta nueva versión (que sí cumple con los términos de uso de YouTube) sin ningún motivo aparente. Google tiene miedo de Microsoft, por eso le está perjudicando Con respecto a esta situación, probablemente todos nos hagamos la misma pregunta: ¿por qué Google está perjudicando tanto a Microsoft y Windows Phone? La verdad, nadie lo sabe más allá de los directivos de Google. Sin embargo, yo opino que la gran G está comenzando a ver a Microsoft como un rival potencial en unos años, por lo que pretenden perjudicarles todo lo posible ahora que son más débiles. Otra explicación no le encuentro a esto, pues con iOS y Apple (que es un rival muy fuerte) hacen todo lo contrario: lanzan aplicaciones de sus principales servicios sin ningún tipo de problemas e intentan perjudicar lo menos posible a los usuarios de dicha plataforma.

Pero volviendo al tema de YouTube para Windows Phone, creo que habrá que esperar a que ambas compañías se pronuncien con más detalle sobre la situación, pues las declaraciones que han hecho hasta ahora son bastante escuetas, limitándose a decir que pretenden dar la mejor experiencia de usuario y que están trabajando en solucionar el problema para que los usuarios de Windows Phone puedan disfrutar de una aplicación de YouTube en Windows Phone. Veremos dónde acaba finalmente esto.