Quizás uno de los motivos por el que las fotografías en 3D no se hayan popularizado en nuestra sociedad tiene que ver con su alto coste así como con su dificultad técnica a día de hoy. No obstante, ya son varias las compañías que están tratando de convertirlo en una tarea más sencilla a la altura de la fotografía tradicional. Asimismo, unos investigadores de la universidad de Harvard han desarrollado un método capaz de tomar imágenes en 3D utilizando una sola lente estática.

harvard-3d

Hasta ahora, cuando hablábamos de 3D se nos venía a la cabeza gafas para poder visualizarlo o incluso cámaras con varias lentes que pudiesen capturar varias imágenes para posteriormente combinarlas. En el mundo tecnológico, siempre que se quiera desarrollar algo, suelen existir dos vías: utilizando hardware o software. La primera opción suele tender a ser mucho más rápida y precisa. No obstante, no siempre suele ser la opción más adecuada dependiendo de lo que queramos hacer. De hecho, los investigadores de Harvard han optado por utilizar software con el fin de ahorrar costes materiales.

¿Cómo lo han hecho? Su método denominado “Light field Moment Imaging» consiste en tomar dos fotografías con distinta distancia focal, es decir, cambiando el enfoque. El resto de ajustes permanecen inalterados. De esta forma, una ves que las dos tomas hayan sido realizadas, un ordenador se encarga de analizar el ángulo del haz de luz que incidía en cada píxel. Finalmente, con esta información, crea una tercera fotografía como si hubiese sido tomada de una ángulo un poco diferente.

Una de las grandes ventajas de que este método se implemente en software es la posibilidad de utilizar los dispositivos actuales para tomar fotografías en tres dimensiones. Asimismo, podría tener una gran aplicación en diversos campos tales como el científico, militar, educativo o incluso en el cinematográfico.

En definitiva, como todos los inventos, el método Imagen por el momento del campo de luz presenta muchos pros aunque también algunos contras. Si bien teóricamente podría utilizarse en cualquier cámara a la hora de la verdad no es así. Para que las fotografías 3D sean de calidad es necesario que la apertura del objetivo sea lo bastante grande para que entre la luz suficiente. Según ellos, no existe ningún problema si utilizamos una lente estándar de 50 mm montada en cualquier cámara réflex. Por otro lado, a las cámaras de los smartphones todavía les queda bastante camino para poder sacarle provecho a la técnica.