Hace poco hablé de los puntos de restauración de Windows, el método que utiliza este sistema operativo para mantener a salvo los archivos imprescindibles del sistema y así restaurarlos en caso de que el sistema quede inutilizado por un virus o un programa mal instalado. Hoy toca repasar alternativas al sistema de restauración de Windows, programas de copia de seguridad pensados para recuperar no sólo los archivos del sistema sino también tus documentos personales.

alternativas al sistema de restauración de Windows

Los programas que te propongo a continuación son mucho más que alternativas al sistema de restauración de Windows, ya que mientras el sistema de Windows está enfocado a los archivos del sistema, dejando la labor de copiar los documentos personales a la herramienta de copia de seguridad, estos programas sí copian todo el contenido de tu disco duro, guardando versiones anteriores para restaurar la versión que más te convenga.

  • Comodo Time Machine (Gratuito): Empezamos con una de las alternativas al sistema de restauración de Windows más parecida a los puntos de restauración. Si bien el programa ya no es visible en la página oficial de sus responsables, es posible descargar su instalador y es plenamente funcional. Su objetivo es crear puntos de restauración de todo el sistema, llamados snapshots. En caso que Windows sufra algún percance, podrás recuperarlo restaurando alguna de estas snapshots. Y si no puedes acceder a Windows, tienes un modo de recuperación para antes del inicio del sistema operativo.

  • Deep Freeze (De pago): Este programa es todo un veterano. Puedes probarlo y posteriormente comprarlo (la versión standard cuesta 45$ / 34€), y su principal función es la de permitirte recuperar tu sistema y todo el contenido del disco en caso de percances de cualquier tipo. Aunque está pensado para entornos profesionales, su manejo es sencillo, y su funcionamiento es tan simple como activarlo, realizar cualquier tarea con tu ordenador y al reiniciar, los cambios que hayas hecho habrán desaparecido, así que si realizas una tarea peligrosa, no habrá problema.

  • Shadow Defender (De pago): Este programa es prácticamente idéntico a Deep Freeze. Su objetivo es el mismo: permitirte trabajar con tu ordenador y que los posibles cambios peligrosos desaparezcan al reiniciar Windows. Entre sus particularidades, tiene una lista de excluidos para carpetas que se pueden editar porque sus cambios no afectarán al sistema. En cuanto a su precio, 35$ / 26€, es algo más barato que Deep Freeze.

  • HDClone (Gratuito): Está disponible en varias versiones, y la más básica es gratuita. Como indica su nombre, este programa sirve para clonar el disco duro, de manera que puedas recuperar Windows y todo el contenido del disco duro a partir de una copia exacta. Es muy fácil de usar, relativamente rápido y comprime la copia para ahorrar espacio.

  • XXClone (Gratuito para uso personal): Como en el caso anterior, este programa sirve para clocar un disco entero, aunque tiene más opciones, como copiar únicamente las carpetas de sistema de Windows, como ocurre con los puntos de restauración. Como en programas similares, tiene el habitual modo manual y un modo programable para realizar las copias automáticamente cada cierto tiempo y sin que intervengas para nada.