Con la nueva versión de Opera, Opera 15, el navegador más innovador ha cambiado su corazón por Webkit, el que utilizan Safari y Google Chrome. En este sentido, Opera añade varias ventajas, como la mayor velocidad al abrir páginas nuevas, un menor consumo de recursos, y de paso, poder instalar extensiones de Chrome en Opera. El proceso no es tan sencillo como abrir la Chrome Web Store, pero aún así es posible. Además, el proceso inverso también posible, es decir, instalar extensiones de Opera en Google Chrome, y así unir las enormes listas de extensiones disponibles tanto para uno como para el otro navegador.

extensiones de Chrome en Opera

Aunque han surgido críticas por el cambio de Opera mimetizándose con Google Chrome, ciertamente es una ventaja el poder aprovechar las extensiones del navegador de Google, que son cientos y muy buenas, en Opera, cuya colección de complementos era, hasta hace poco, algo escasa. Con unos sencillos pasos, podrás aprovechar las extensiones o complementos de un navegador en el otro y viceversa.

Instalar extensiones de Chrome en Opera

Para instalar una extensión de Chrome en Opera necesitarás instalar la extensión “Download Chrome Extension” para Opera, desde su página oficial. Una vez instalada, al entrar a la Chrome Web Store desde Opera, en vez del habitual botón verde de descarga “Añadir a Chrome” verás que ha cambiado a rojo y que dice “Añadir a Opera”. Así, podrás instalar las extensiones de Chrome con sólo hacer clic a ese botón dentro de la ficha de cada complemento.

Instalar extensiones de Opera en Chrome

Para instalar una extensión de la lista de “Complementos Opera”, tan sólo tienes que ir a la página oficial, seleccionar la extensión que te interesa y descargarla desde el botón “Añadir a Opera”. En caso de abrir la página en Chrome, aparecerá un mensaje indicando “Se necesita el navegador Opera”. Aún así, puedes descargar la extensión haciendo clic en “O just get it anyway”.

Las extensiones o complementos de Opera se guardan en formato .NEX. Para usarlo en Google Chrome tendrás que renombrarlo al formato .CRX, propio de Chrome. El siguiente paso es arrastrar y soltar el complemento a la ventana principal de Chrome. Por defecto, aparecerá un mensaje indicando que “Las extensiones, las aplicaciones y los temas pueden dañar tu ordenador. ¿Seguro que quieres continuar?”. No hagas caso al mensaje y haz clic en el botón “Continuar”.

Si aún así, Chrome te muestra un mensaje indicando que no puedes instalar esa extensión, prueba a abrir la página de Extensiones desde “Herramientas > Extensiones” o “chrome://extensions/” y arrastra y suelta la extensión a esa página. Te aparecerá una ventana clásica para instalar complementos en Google Chrome.