¿De qué estamos hablando cuando hablamos de social blogging? Las redes sociales y los bloggers deberían poder llevarse perfectamente bien, pero muchas veces no es el caso. Hace algunos días presentamos algunos consejos para potenciar el contenido de un blog en redes sociales, y hoy hablaremos sobre una herramienta de blogging que hará de nuestro contenido algo mucho más social. Se trata de Glipho

Glipho

Lo interesante de Glipho es que nos ayuda a crear una comunidad alrededor de nuestro blog, así como también a participar de otras comunidades de otras publicaciones. Aún se encuentra en su génesis, por lo que el tiempo dirá si logra progresar o si, por el contrario, pasa sin pena ni gloria. Nosotros nos dedicaremos a analizar esta herramienta de blogging para ver qué trae a la mesa.

Qué es Glipho

Reflexionemos un momento sobre la cantidad de blogs que hay en el mundo. En WordPress solamente encontramos 59.4 millones de sitios. En Tumblr, una plataforma más reciente pero más accesible, tenemos 87.8 millones de blogs. En esta increíble marea, ¿cómo podemos hacer para encontrar a los lectores que queremos tener?

Aquí entra en juego Glipho: es una herramienta para blogging diseñada a ayudar a los escritores a encontrar más lectores. Se trata de una plataforma de publicación que viene con una audiencia incluida, por así decirlo: de acuerdo con Glipho, los miembros de la plataforma ya tienen miles de views aseguradas simplemente por pertenecer a la comunidad.

En este sentido, si bien no tenemos una audiencia “garantizada” –todo depende de nuestra capacidad de retener a esta audiencia, los mejores blogs tienen público gracias a un buen contenido, no a una comunidad cautiva- formamos parte de una comunidad de entusiastas del blogging en el que no solamente se escribe, sino que también se lee.

Cómo funciona

Esta herramienta de blogging tiene 2 facetas. Por un lado, es una herramienta que nos permite publicar de forma directa, en este sentido, se asemeja por ejemplo a Blogger. Por otro lado, también nos permite conectar la cuenta de Glipho con los perfiles existentes de WordPress, Tumblr y Blogger para sindicalizar contenido previo y expandir nuestro alcance.

Uno de los principales puntos a tener en cuenta dentro de Glipho es que su principal propósito es promocionar nuestras publicaciones a través de la comunidad. Por ende, de una forma similar a la que sucede en Twitter, nos encontramos con escritores y artículos que están trending y que nosotros podemos seguir. Esto dependerá de qué tan bueno sea el contenido.

Para poder obtener más lectores, Glipho también nos permite compartir nuestras publicaciones en redes sociales, y así tener un alcance aún mayor. Si seguimos a escritores individuales, la plataforma nos enviará notificaciones cada vez que ellos hagan una actualización. Además, también podemos seguir determinadas temáticas para mantenernos al tanto de un tema.

Primeros pasos

Crear una cuenta dentro de Glipho es de hecho muy simple. Para crear una cuenta, podemos usar una variedad de perfiles sociales preexistentes, lo que sabemos que puede ser muy práctico: Twitter, Facebook, Google o LinkedIn.

Una vez hecho esto, tenemos que seleccionar un nombre de usuario y agregar un avatar. Completado este paso, podemos empezar a elegir las diferentes temáticas que nos gustaría seguir, con blogs recomendados para hacerlo. Glipho también se encargará de recomendarnos a los escritores destacados en cada categoría.

También vamos a poder importar el contenido que tengamos previamente en un blog. Desde WordPress, Blogger y Tumblr podemos conectar nuestro blog anterior y comenzar a importar el contenido. Esto no tendrá un impacto en el contenido original –es decir, usando un nuevo blog en Glipho no vamos a perder el blog anterior-. Tampoco afectará al SEO de nuestro blog.

Con una comunidad lo suficientemente grande de escritores lectores, Glipho tiene mucho potencial. La plataforma tiene un lag un tanto molesto de vez en cuando que hace que sea un poco complicada de navegar, y el diseño de las opciones también hace que con una pantalla de resolución pequeña (por ejemplo, 13 o 14 pulgadas) se nos complique un poco más. Sin embargo, es una herramienta de blogging que vale la pena probar.