La semana pasada, en nuestra lista de alternativas en software libre a aplicaciones que usamos a diario, mencionamos a Virtualdub, una utilidad que nos permite convertir videos. Hoy, hablaremos de una nueva opción, open source, llamada TEncoder, que nos permite justamente trabajar en la conversión de audio y video sin demasiados problemas. Con TEncover podemos convertir video en Windows rápidamente, uno de los problemas más grandes de muchas personas que quizás tienen dispositivos de diferentes marcas, o reproductores un poco más “anticuados” que no reconocen los formatos más modernos. Ahora veremos cómo se puede convertir video en Windows usando TEncoder.

convertir video en windows

Como dijimos, TEncoder es una aplicación open source y gratuita, y se puede descargar directamente desde Sourceforge. Para aquellos que se den maña, el código completo se puede encontrar en Codeplex. Lo que esta aplicación nos permite es convertir video en Windows, de prácticamente cualquier formato a otro. Además, también podemos insertar subtítulos sin problemas, así como también múltiples pistas de audio y de subtítulo (en el caso de un DVD, por ejemplo). De forma secundaria, también se pueden aplicar algunos pequeños efectos. Es una aplicación muy completa que, por otro lado, no presenta demasiadas dificultades a la hora de su uso.

Las funcionalidades de TEncoder son completas y, si somos usuarios intermedios, tienen básicamente todo lo que podríamos necesitar de una aplicación de este estilo. Lo más importante es que soporta la gran mayoría de los formatos de video. En segundo lugar, gracias a su uso del multithreading, podemos usar todos los núcleos del CPU para correr el programa, haciendo que la conversión sea más rápida. El proceso de convertir video en Windows a veces puede ser largo y demandante, pero con TEncoder este problema está moderadamente solucionado. Los formatos de video son MPEG1, MPEG2, XVID, MPEG4, H264, FLV, WMV, VP8, mientras que los de audio son MP3, WAV, AAC, OGG Vorbis, AC3, MP2.

TEncoder

En cuanto a la interfaz, nos podemos dar cuenta que tampoco vamos a tener dificultades manejándola. Parece que tiene muchos componentes, pero si tenemos algo de experiencia nos daremos cuenta que no tiene demasiados agregados en comparación con software propietario que se usa con el mismo propósito. Desde el lado izquierdo de la aplicación vamos a poder agregar archivos y carpetas, cambiar el orden de la conversión para que algunos archivos terminen el proceso antes que otros, eliminar la lista o determinados archivos de la misma, y acceder a la configuración del programa. Del lado derecho, vamos a encontrar los diferentes codecs que podemos acceder, entre otras opciones de audio y video más avanzadas.

Para poder comenzar a trabajar en la conversión de un archivo de audio o de video, tenemos que presionar “Add”. Aquí realizaremos el proceso estándar de seleccionar el códec, la carpeta de destino donde será ubicado el archivo final, y más. Podemos dejar varios archivos en la lista al mismo tiempo, una lista que, como dijimos, puede ser editada desde el lado izquierdo de la pantalla. Los formatos son los más conocidos, y si bien no vamos a poder grabar DVDs de alta calidad debido a una falta de soporte para archivos ISO, será de suma utilidad para quienes, por ejemplo, deseen convertir archivos de video para poder verlos en un iPad o en un teléfono móvil.

Lo bueno de TEncoder es que podemos convertir video en Windows sin demasiadas complicaciones –en cuanto al audio, encontramos otras herramientas más destacables- y, fundamentalmente, que podemos hacerlo de forma gratuita. Este es uno de los múltiples programas que sirven para tal motivo, y que nos ayudan a entender que no necesariamente el software que pagamos es el mejor o el único para nuestras necesidades. De nuevo, si lo que buscamos es convertir video de forma sencilla, TEncoder puede ser una buena opción, sencilla de usar, fácil de instalar.