En cualquier sistema operativo, Windows, Mac o Linux, las aplicaciones se organizan a partir de ventanas. Es decir, cada programa ocupa una ventana como mínimo dentro del escritorio. Usar uno o más programas a la vez dependerá del espacio que tengas en pantalla para colocar las ventanas de manera que te sean útiles. En este sentido, colocar las ventanas unas junto a las otras y cambiar su tamaño se hace muchas veces imprescindible para trabajar con varios programas a la vez. Lo normal es organizar las ventanas manualmente, pero en ocasiones surgen aplicaciones que cambian tu manera de relacionarte con las ventanas y que permiten optimizar el espacio disponible para trabajar más cómodamente y ahorrar tiempo. En OS X, por ejemplo, hay varias aplicaciones dedicadas a controlar las ventanas en Mac, para que les asignes un espacio predeterminado en pantalla, cambies su tamaño o las coloques a tu gusto sin tocarlas, usando el teclado.

controlar las ventanas en Mac

En el manejo de las ventanas, OS X se ha enfocado en Exposé, su sistema de escritorios virtuales, que permite multiplicar el número de pantallas disponibles para así organizar las aplicaciones abiertas en varios escritorios. Con esta solución, se hace innecesario optimizar las ventanas que hay en un único escritorio, algo que sí ocurre en Windows. Sin embargo, si prefieres trabajar con un solo escritorio, las utilidades que veremos a continuación te serán muy útiles, ya que te permitirán controlar las ventanas en Mac con total libertad.

  • FinderMinder (Gratis): Esta aplicación está pensada para personalizar el comportamiento de las ventanas de Finder, el explorador de archivos de OS X. En concreto, permite indicar la posición concreta (usando coordenadas) y el tamaño de ancho y alto de la nueva ventana de Finder que abras a partir de entonces. Simple pero útil, teniendo en cuenta que Finder normalmente respeta el tamaño de la última ventana que abriste pero en ocasiones actúa a su libre albedrío.

  • SizeWell (Gratis): En esta ocasión, más que una aplicación es un plugin para OS X. Por un lado, permite personalizar el comportamiento de las ventanas al cambiar su tamaño. En concreto, habilitando atajos de teclado podrás cambiar el tamaño de un lado sin afectar al otro, mantener la ventana centrada mientras la agrandas o empequeñeces, etc. Por otro lado, podrás maximizar las ventanas ocupando toda la pantalla o una de las mitades de la pantalla, a izquierda, derecha, abajo o abajo.

  • ShiftIt (Gratis): Como en el caso anterior, esta aplicación te ayuda a controlar las ventanas en Mac con atajos de teclado. La lista de atajos disponibles es extensa, por lo que tienes acceso a la lista completa desde la barra de menú. Básicamente, los cambios son posibles combinando las teclas Control, Opción y Comando. En concreto, con las flechas, la ventana se mueve hacia los lados. Con los números 1 a 4, se coloca en el margen derecho, izquierdo, superior o inferior. Por otro lado, puedes centrar la ventana, maximizarla o hacerla más grande o más pequeña como si subieras o bajaras el volumen.

  • Moom (De Prueba / $9.99/8,99 €): De Moom ya hablamos hace poco, pero bien merece aparecer en esta lista por su gran cantidad de opciones de personalización para organizar las ventanas. Por un lado, es accesible desde la barra de menú, pero también desde atajos de teclado. Por otro lado, las funciones se integran en los botones de control de las ventanas de OS X. Además de las funciones de mover y cambiar el tamaño de las ventanas con el teclado, puedes adaptar una ventana a un tamaño a partir de una rejilla desde el botón «Maximizar».

  • Divvy (De Prueba / $13.99/12,99 €): Para terminar, esta aplicación, que se basa en un sistema de rejilla o matriz para redimensionar las ventanas. Como en los casos anteriores, dispone de atajos de teclado y de acceso directo en la barra de menú. Además de tamaños totalmente personalizados, ofrece tamaños predefinidos como ocupar la mitad izquierda de la pantalla, la mitad derecha, el centro o toda la pantalla.