Con toda esta moda de los relojes inteligentes que estamos viviendo últimamente encuentro a faltar algunas cosas. Por ejemplo, me encantan los relojes deportivos que incorporan GPS pero la evolución que plantean los grandes dominadores (Suunto y Garmin) ve muy lenta. Motorola lo intentó con el fallido MotoActv y hemos visto un ejemplo reciente en el Leikr pero el WearIT parece que viene, cual anillo único, a dominarlos a todos.

WearIT reloj deportivo

El concepto de reloj deportivo sigue siendo una pantalla monocroma, un GPS y algunas variables para poder programar entrenos. Luego están los que le añaden una pantalla a color pero con cautela, ya que tienden a reflejar la luz y no son cómodas. El WearIT+ intenta ir un paso más allá y llevar elconcepto de reloj inteligente al campo de los relojes deportivos.

Para ello incorpora un procesador CPU Cortex A8 Processor, 256MB de RAM y 4GB de memoria. A diferencia de muchos relojes inteligentes basados en Android, este está hecho bajo Android 4.1 Jelly Bean. La conexiones son importantes y por ello integra Wifi 802.11 b/g/n, Bluetooth LE, ANT+ que es vital para comunicarse con bandas de ritmo cardíaco y USB 2.0 para cargarlo.

Luego tenemos localización por GPS, brújula digital y Wifi y sensores como un acelerómetro, un magnetómetro y un podómetro. Uno de los elementos más importantes es la pantalla, que es de 1,54 pulgadas y con una resolución de 240×240 píxeles. La batería es de 550 mAh y tendremos que ver el rendimiento en funcionamiento. Al ser un reloj deportivo el consumo en standby no es tan importante como el que pueda tener en funcionamiento, el cual debería llegar al menos a las 7 u 8 horas.

Lo más interesante es que no hará falta enlazarlo con un teléfono ya que funciona de manera autónoma y tenedremos una tienda de aplicaciones para expandir sus capacidades. En un futuro podremos enlazarlo con más monitores y compartir nuestros datos con diversas plataformas. Podremos ver un mapa con nuestra situación e incluso es sumergible.