Este fin de semana se ha probado en las calles de Ginebra, una ciudad europea, un prototipo de autobús eléctrico urbano denominado TOSA diseñado por ABB que es capaz de cargarse en tan sólo 15 segundos gracias a una estación situada en las paradas establecidas en la ruta para la recogida de pasajeros.

tosa

El prototipo de TOSA está diseñado para llevar a los pasajeros desde el aeropuerto hasta el centro de exposiciones Palexpo separados por una distancia de 1.5 kilómetros. Ciertamente no es algo de lo que se pueda presumir demasiado por el momento, pero este sistema se encuentra en una fase primaria del proyecto, y la idea de colocar bases de cargas ultrarrápidas justamente en las paradas donde el autobús tiene que recoger a los pasajeros para continuar con su ruta es bastante buena.

El TOSA mide 19 metros de largo y puede transportar a 135 pasajeros. El autobús se conecta a la base de carga en tan sólo un segundo y envía una corriente de carga a una potencia de 400 kW. En menos de 15 segundos este autobús esta listo para continuar su ruta sin descanso hasta las próximas 3-4 paradas.

Al final de la ruta del autobús, el TOSA se carga completamente durante 3-4 minutos, o lo que es lo mismo, el tiempo completo que debería estar parado para poder funcionar a pleno rendimiento un día entero. Por lo que podemos adivinar, si la carga completa se realiza a plena potencia, la capacidad de la batería del TOSA se situaría en un lugar dentro del rango de 20-25 kWh.

tosa

ABB comenta que la batería del TOSA es capaz de funcionar a pleno rendimiento de carga durante 10 años. La compañía comenzó a trabajar en este proyecto hace casi dos años y su meta principal es demostrar a la sociedad y fabricantes de medios de transporte urbanos que existen otras opciones viables más respetuosas con el medio ambiente que los medios de transporte tradicionales.