Un acuerdo entre dos gigantes. En eso se resume el nuevo plan de comercialización conjunta de Telefónica y Microsoft. La operadora española impulsará la venta de dispositivos con Windows Phone 8 en seis países de todo el mundo: España, México, Chile, Brasil, Reino Unido y Alemania. Aparte de promocionar la venta de dispositivos Windows Phone 8 a través de su marca comercial, Movistar, ofrecerá servicios corporativos como Office 365 o SharePoint, así como funciones más orientadas al consumidor, como SkyDrive o Xbox para dispositivos móviles.

Lo interesante de este acuerdo es la posición contra el duopolio Android – iOS de Movistar, incluso en plena campaña de promoción de Firefox OS, el sistema operativo móvil de Mozilla basado en el HTML5. A pesar de ello, Telefónica también impulsará dispositivos con Windows Phone 8, cuyo reinado lo tiene Nokia con su gama Lumia, y en menor medida HTC con terminales como el HTC 8S o el HTC Windows Phone 8X.

José María Álvarez-Pallete, COO de Telefónica, ha explicado que la elección de Microsoft para este acuerdo de colaboración se basa en el ‘enfoque comercial centrado en las operadoras’, y en su modelo de creación de valor a través de sus socios. El acuerdo entre Telefónica y Microsoft se extenderá inicialmente durante un año. Al margen de Microsoft, el gran beneficiado de este acuerdo será sin duda Nokia, quien ha basado su portfolio en el sistema operativo móvil de Microsoft.