Desde que hace unas semanas saliera a la luz el polémico programa de vigilancia PRISM de los Estados Unidos, sabemos que Apple, al igual que el resto de grandes empresas del sector como Google, Microsoft o Facebook estaba implicada. Sin embargo, no sabíamos hasta qué punto colaboró con el gobierno de E.E.U.U.; hasta ahora, puesto que la politica de privacidad de Apple queda aclarada en las declaraciones oficiales de su web, detallando su participación en el programa de vigilancia PRISM.

Cada solicitud se procesa individualmente, pudiendo denegar la concesión de la información

El primer aspecto que cabe mencionar, es que la compañía no ha concedido acceso directo a sus servidores a los organismos gubernamentales, si no que su equipo legal evalúa individualmente cada petición y en función del carácter de la información y la naturaleza de la solicitud acceden o no a proporcionar la información. Por supuesto, esto no exime a la compañía de colaborar en el programa PRISM, pero en la politica de privacidad de Apple no se contempla el acceso directo a la información.

Apple comenta que siempre ha dado prioridad a la protección de los datos antes que compartir montones de información sobre sus clientes. Además, apuntan que hay ciertas categorías inaccesibles, y si existen incongruencias en la petición no comparten la información. La información procedente de Siri, búsquedas en Mapas o localización tampoco han sido compartidos, en tanto que los chicos de Cupertino no almacenan estos datos.

De la misma forma, una de las cosas que más me sorprendió al principio de esta polémica es que el método de cifrado de iMessage hacía que los mensajes fueran imposibles de interceptar. Esta información la conocemos desde hace unos meses a través de una filtración de la propia Agencia Estatal de Drogas, y efectivamente así lo confirman las declaraciones sobre la politica de privacidad de Apple, por lo que la información transmitida por iMessage y Facetime no ha podido ser leída por ningún organismo de vigilancia.

Centrándonos en datos concretos, Apple aclara que han recibido entre 4.000 y 5.000 peticiones del gobierno en el período comprendido entre diciembre del 2012 y mayo de 2013. Estas solicitudes engloban cuestiones de seguridad nacional e investigaciones criminales, aunque la mayoría de ocasiones corresponden a robos, desapariciones de niños o personas con Alzheimer e intentos de suicidio.