Hoy, Sony ha desvelado dos nuevos modelos de cámaras, las dos sucesoras de las Sony RX100 II y R1XR. Ambas demuestran que el tamaño es cada vez menos significativo para ofrecer una gran calidad. Hasta hace muy poco tiempo, la única solución para sacar fotos de buena calidad técnica era utilizar cámaras réflex. No obstante, ahora, algunas cámaras de tamaño más reducido sin espejo están a la altura. De la misma forma, para no quedarse atrás debido a la popularización de smartphones, las dos nuevas cámaras de Sony se han visto obligadas a incorporar la máxima conectividad a estas nuevas versiones.

La nueva Sony RX100 II

rx100 website-1644

La Sony RX100 II, por muy difícil que parezca, supera con creces a la RX100, su predecesora. En realidad, incorpora un nuevo sensor de 1 pulgada con tecnología Exmor R. Gracias a él, se obtendrán mejores sensibilidades así como una reducción notable de ruido en escenas de escasa luz. En cuanto a conectividad, esta nueva cámara incorpora WiFi y NFC abriendo así un mundo entero de posibilidades. Una de las características más notables es que, gracias a la función OneTouch permitirá pasar fotos a nuestro smartphones tan solo acercando los dos dispositivos.

La estética de la cámara no ha cambiado mucho comparándola con su anterior versión. La novedad más significativa es que en la parte trasera ahora posee una pantalla abatible de 3 pulgadas. Sin duda, estas novedades siempre son bienvenidas ya que permiten disparar desde ángulos más extremos. Esta nueva RX100 II estará disponible a partir de julio por un precio de 750 euros, aunque si lo deseáis ya se puede reservar online.

La nueva Sony R1XR

Sony-DSC-RX1R-1

Hace 9 meses Sony lanzó al mercado la DSC-RX1, una cámara compacta Full Frame. Ahora, la marca nipona ha presentado su sucesora: la Sony R1XR. Sin duda, una de las mayores diferencias es la eliminación del filtro de paso bajo que garantiza una reproducción más fiel a la realidad sin ningún tipo de dispersión o desenfoque.

Esta cámara goza de un sensor Exmor CMOS de 24.3 megapíxeles. Una de sus características más destacables es su peso de tan solo 482 gramos, muy ligero para tratarse de una Full Frame. De la misma forma, posee una pantalla de 3 pulgadas con 1.3 millones de píxeles. Por otra parte, como era de esperar, graba en Full HD y goza de sensibilidades ISO entre 100 y 25.600.

Por último, se pondrá a la venta a finales de julio en toda Europa por un precio de 3.100 euros, a la altura de las cámaras réflex profesionales.

En definitiva, las dos nuevas cámaras de Sony tienen todas las posibilidades de convertirse en auténticos referentes en el terreno de las cámaras de tamaño compacto con cualidades de cuerpos más grandes. Si a ello le sumamos sus posibilidades de conectividad tanto WiFi como NFC, el éxito está casi asegurado.