Hoy en día casi todos vamos con smartphones y si hay algo que añore de modelos más antiguos con pantalla monocroma es la duración de la batería, que se medía por días y no por horas. Incluso hoy en día si necesitamos un teléfono para emergencias, para periodos en los que estamos lejos de enchufes o incluso para niños pequeños un smartphone puede ser algo demasiado complejo. Para solucionar esto llega el Micro-Phone.

El Micro-Phone es ideal para las situaciones en las que necesitamos algo sencillo para poder hacer llamadas. Por ejemplo, de excursión por la montaña, para que los niños pequeños tengan algo con lo que llamarnos si les pasa algo, etc. No es un teléfono para socializar o navegar por internet pero sí que sirve para emergencias. Es lo más simple posible y está hecho de materiales resistentes.

El teléfono tiene la medida de una tarjeta de crédito y un grosor un poco mayor, de 5.5mm pero aun así cabrá en tu monedero sin problemas, lo que garantiza que lo puedas llevar a cualquier sitio. Su batería dura 21 días en modo standby y tiene un teclado completo ya que además de llamar puedes mandar mensajes, tener la agenda, tareas y calendario.

Es un teléfono cuatribanda y tiene una pantalla LCD de 1.8 pulgadas. Además hay una función extra que permite usarlo como localizador. Es decir, yo me instalo la app correspondiente y puedo localizar el teléfono mediante triangulación de las torres de teléfono.

Este proyecto, aunque está probado, tiene una campaña en Indiegogo en la cual ya han superado la meta mínima para poder fabricarlo. Su precio de venta al público será de $89 y las unidades de la campaña de apoyo se empezarán a mandar en agosto. Así que ya sabes, si quieres estar siempre localizable este teléfono es una buena opción.