Ya desde el domingo teníamos la noticia de que Google compra Waze, aunque sin confirmación oficial por parte de ninguna de las dos empresas; ahora tanto desde Mountain View como desde el GPS social confirman la operación.

Aunque ninguna de las dos empresas ha dejado que la cifra saliese a la luz de forma oficial, como es normal en este tipo de operaciones, 1.300 millones de dólares puede ser la cifra por la que Google compra Waze. Aunque en esta decisión no fue realmente el dinero quien inclinó la balanza hacia Google (recordemos que había más pesos pesados intentando comprar Waze, como Facebook), sino el hecho de que los del buscador permitieron que la empresa se mantuviera en su país de origen, Israel.

Lo que queda claro después de que podamos decir que Google compra Waze con certeza es que Google se lleva un servicio con gran potencial al bolsillo, que ahora se dedicará a trabajar en conjunto con el equipo de Google Maps, esperando el tiempo en que aparezca la aplicación dentro del Google Graveyard, o el cementerio de Google de todos los servicios que ha comprado para luego matar. Aoarte de trazar rutas con feedback proactivo de los usuarios, avisando si hay algún atasco en la carretera o algún retén de la policía para que los demás usuarios puedan evitarlo, el atasco, claro está, donde realmente está el poder de Waze es en la capacidad de cambio tan rápida que tiene, ya no solo dependiendo de si el proveedor de los mapas decide actualizarlos ni si el proveedor de tráfico está activo en tu zona, sino que son los mismos usuarios quienes gestionan este tipo de cosas, haciéndolos unos mapas vivos.

Y esto es precisamente por lo que Google Maps podría ganar mucho con la adición de Waze, el hecho de tener ya de por sí los mejores mapas en cuanto a información unido a cambios en tiempo real, es realmente poderoso.